El curioso caso de El caso de Cristo: Otra película apologética

the-case-for-christ-1

¿Qué tendrán los actores Mike Vogel, Erika Christensen y Faye Dunaway en común? Pues, series exitosas como Under The Dome y Parenthood, por ejemplo, o clásicos de cine como Bonnie y Clyde y Poder que mata. Han alcanzado un estándar respetable en Hollywood, lo suficiente como para preguntarse uno: ¿cómo llegaron a participar en El caso de Cristo, la más nueva cinta de PureFlix Entertainment? Basado en la autobiografía epónima y bestseller de Lee Strobel, la película continúa expandiendo el cine apologético con una recién adición al presentar otro caso cinematográfico de un hombre ‘racional’ llegando a encontrar a Dios a través de varias formas de evidencia. Lo que separa a El caso de Cristo de algo como Dios no está muerto es una seriedad más grande a su calidad de fotografía y a actuaciones profesionalmente sinceras. La mies es mucha y ha sido expandida para incluir actores incrédulos en una puesta de escena más auténtica. Y los críticos y medios seculares están tomando nota. Para nada mal.

La meta de PureFlix Entertainment parece ser cementado desde su fundación: predicar a Cristo usando el cine, alcanzando mayormente a la audiencia familiar. Y ese objetivo siempre traerá resultados muy mixtos, debido a su técnica limitada, falta de comprensión de la industria intencionada, y fallas en creatividad narrativa al pa1200r de una temática muy forzada. Pero no por ello lo próspero ha de ser irreconocible. Con El caso de Cristo, PureFlix extiende su elenco para incluir actores prominentes que no profesan la fe. Esto les concede una merecida victoria al: 1) ganarse la audiencia secular que ya reconoce y respeta a este elenco, y 2) les proclama un testimonio fiel ante ellos mismos con una historia como la de Lee Strobel. Es un poco más digno de la Gran Comisión que filmes pasados, ya que no se conforma con trabajar en entornos cómodos solamente con creyentes. Incluso, el popular sitio de crítica de cine RottenTomatoes le ha otorgado a la cinta con un 77% de aprobación hasta el momento, en mayor parte por sus actuaciones, una legítima arte de dirección y sus argumentos honestos. Si esto no es suficiente, en la taquilla norteamericana se ha ganado 2.8 millones de dólares en su primer fin de semana, con una recaudación internacional de 8.4 millones, rebasando su pequeño presupuesto de 3 millones.

El director Jon Gunn no es extraño al cine evangélico, habiendo dirigido anteriormente El poder de la cruz (2015), Deseos al viento (2009) y La calle del perdón (2000). Entre éstas, Deseos al viento es la menos evangelista y la que más reconocimiento ha obtenido en el mundo secular. Con El caso de Cristo, Gunn parece balancear emoción con convicción- que tanto sufre su participante antes de buscar alguna transformación. Lo lleva a cabo con un mayor trasfondo a la vida emocional de Strobel en su relación matrimonial y laboral, y eso conlleva mayor simpatía que tan solo forzar un mensaje. Pero esa misma fuerza, aquella que iguala temática a un sermón, se mantiene porque es locase-for-christ que caracteriza al cine evangélico en su totalidad y siempre ahuyentará a una gran porción de la audiencia secular, al menos que su visión y método cambien. No hay duda del gran margen de impacto del increíble testimonio de fe de Lee Strobel, una vez un periodista ateo que entregó su vida a Cristo después de estudiar la fe por muchos años, y ese impacto continuará bajo la Soberana Mano de Dios. Que un documental, un título menos obvio y mayores retos mundanos en el camino de Strobel hubieran sido más efectivos es todo un argumento enteramente diferente, al igual que sus posibles efectos. No obstante, me conformo con la participación de una actriz legendaria como Faye Dunaway y todo lo que ello implica. Por ello confirmo mi pequeña pero significante aprobación.

El caso de Cristo se estrenó en los Estados Unidos este pasado 14 de abril justo a tiempo para las celebraciones de Pascua. No hay fecha fija para su estreno en España o Latinoamérica, pero reconociendo su creciente éxito taquillero, no dudo que su impacto se extenderá a esos rincones con su audiencia apropiada.

A esperar.

Trailer en inglés con subtítulos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s