Kong: La isla calavera

kong-banner-1

Película: Kong: La isla calavera
Título original: Kong: Skull Island
País: Estados Unidos
Director: Jordan Vogt-Roberts
Estudio: Warner Bros. Pictures
Duración: 118 minutos
Estreno nacional: 10 de marzo
Clasificación: B
Reparto estelar: Tom Hiddleston, Samuel L. Jackson, Brie Larson, John C. Reilly, John Goodman, Jing Tian, Toby Kebbell

El gorila más famoso de la historia del cine ha regresado por la cuarta vez (contando las ocasiones de 1933, 1976 y 2005, omitiendo las entregas japonesas). Pero esta vez, se baña en fuego, balas, explosiones, junglas vietnamitas y enemigos dientudos de proporciones bestiales. Ya sé, no suena muy original por más que trate de pintarlo así. Pero para el director novato Jordan Vogt-Roberts (Los reyes del verano), eso es lo mínimo. Su gran objetivo fue crear una película orgullosamente monstruosa. Y con una fotografía asombrosa y acción que borda entre lo tonto y lo estimulante, Kong: La isla calavera es una monstruosidad de diversión no visto desde Titanes del pacífico. Ignoré sus personajes excepto en los momentos cuando son pisoteados, tragados, partidos en pedazos y comidos. Es ese tipo de locura.

Tom Hiddleston (Loki en Thor) encarna a James Conrad, un ex-capitán de la Guerra de Vietnam que se une a una expedición de científicos, quiénes forman parte de la organización MONARCH mencionado en Godzilla, en busca de monstruos en una isla misteriosa. Entre el reparto de científicos, soldados y una fotógrafa incluyen John Goodman, Samuel L. Jackson, Toby Kebbell y Brie Larson (Ganadora del Óscar por La habitación). originalMis detalles son escasos debido a la baja importancia seria de su participación en relación a su manera de luchar, gritar y tal vez morir en la Isla Calavera a manos de sus habitantes bestiales. Se puede apreciar en ello una briosa influencia del cine fantasioso de Ray Harryhausen de los 60, en la que la filmografía realmente dependía del diseño de cada monstruoso personaje- tamaño, color, habilidad de matar, etc.- para su impacto y éxito. Surgen ente éstos recuerdos de películas como Jason y los argonautas y Furia de titanes (la original, no el remake), joyas en sí mismas por su fiel y honesta dedicación al crear aventura por el bien de la aventura misma. Kong: La isla calavera demuestra algo similar con su reparto de criaturas magníficas, soundtrack de los setenta, decentes efectos visuales y suficientes convicciones anti-guerra para justificar la guerra entre hombre y animal.      Los actores también parecen pasar un buen tiempo gritando y tratando de sobrevivir aunque sus conflictos emotivos al torno de sus encuentros hayan sido casi inexistentes. Por ello sufrirá una menor recomendación al compararse a la obra algo conmovedora de Peter Jackson en King Kong hace 12 años, o al compromiso de Godzilla a la seriedad 3 años atrás y con quien comparte el mismo universo.

No quisiera disminuir la emoción de presenciar ciertos planos de secuencia en Kong: La isla calavera– como Kong rodeado de helicópteros con el sol como testigo- al traer atención a los argumentos anti-guerra que ya mencioné. La batalla del hombre y naturaleza ya es una temática favorita en el cine moderno y esto no es nada nuevo. En este caso, las comparaciones entre Kong y Dios varias ocasiones- literal y no figurativo- incrementan mientras que la obstinada sensación de soldados patrióticos en dominar la naturaleza al precio de vidas humanas cae en exageración, esto el mismo estilo de exageración que incluye matando lagartos de 50 metros con una espada samurai. Vogt-Roberts y los guionistas comparten fuertes sentimientos pacifistas- esto hasta que sacan sus juguetes de guerra para disfrutar de conflictos físicos en cámara lenta. Para ellos, todo conflicto humano se resuelve en una paz demasiada simple y esto hace que los soldados y científicos se limiten a pocas kong-skull-island-image-32palabras, acciones y reacciones. Mientras que Kong es el verdadero héroe que protege la naturaleza, no veo razón por la cual compararlo a Dios, aunque si hayan intentado blasfemarlo realmente terminando creando al personaje más interesante de la cinta. El interés en todo participante, concluyo, es algo bajo de lo que debería ser, en especial cuando mueren muy repentinamente, y eso hace que sus convicciones personales resuenen algo levemente. Lo que sí resonará es la intensidad de sus combates en el nombre de diversión. El mundo natural no perdona gracias al hombre, esto por su pecado, claramente. Kong y sus contendientes podrán convencerte de eso, si no enfatizarlo. Que logro por ser un chango.

Son alrededor de dos horas en Kong: La isla calavera (incluyendo su escena post-créditos) de la salvaje naturaleza aplastando una parte de la arrogancia del hombre, dejando otras formas de arrogancia sin aplastar. Lo que más importó para Vogt-Roberts y su equipo fue las imágenes de bestias atacando y comiendo sin algún remordimiento ante lo mejor de colores y ángulos, y si tu estómago y mente tienen un buen lugar para esto y más del estilo, entonces bienvenido a la isla.

Procede con precaución.

CALIFICACIÓN: 3.5 de 5

Trailer en inglés con subtítulos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s