Silencio

silencio-913041386-large

Película: Silencio
Título original: Silence
País: Estados Unidos, Reino Unido, Japón
Director: Martin Scorsese
Estudio: Paramount Pictures
Duración: 161 minutos
Estreno nacional: 24 de febrero
Clasificación: B15
Reparto estelar: Andrew Garfield, Adam Driver, Tadanobu Asano, Liam Neeson, Issey Ogata, Ciarán Hinds

Me veo en la ardua tarea de resumir la experiencia de la más reciente película del afamado Martin Scorsese, Silencio, en pocas pero concisas palabras. Es la historia de dos sacerdotes jesuitas buscando a su mentor bajo una intensa persecución religiosa en el Japón medieval. Eso define la superficie de Silencio, no obstante. Desde los labios de Scorsese, es su obra más personal y muy notablemente su más humilde. No presume varias de las marcas distintivas del auteur– notablemente una atmósfera cool y algo dominante-, sino que toma mayor nota del cine de Akira Kurosawa más la ausencia de un soundtrack y la falta de algún punto conclusivo y definitivo. La agonía de ser un misionero convencido, por tan desviada que sea su teología, es una muy tremenda. La convicción de Silencio es que guardes tus labios y primero observes. El cristiano inteligente observará también y, si es como yo, quedará maravillado.

Silencio es basada en el libro aclamado de Shusaku Endo, publicada en 1966 y con un enfoque extraño para literatura japonesa, ésta mayormente influenciada por espiritismo y budismo. Fue lo que atrapó el interés de Scorsese y lo que le ha costado alrededor de veinte años en intentar adaptarlo cinemáticamente. Y ya que lo hizo, se quedó con un gasto de 40 millones de dólares, del cual recuperó 16. Ninguno de los grandes estudios de Hollywood cedió a financiarla, esto muy debido a su material ambiguo y muy religioso, y seguro que los devotos fans del director, o la mayor parte de ellos, quedarán insatisfechos al comparar Silencio con cintas clásicas del cineasta neoyorquino como Buenos muchachos o Toro salvaje. ¿Para quién es realmente Silencio?

Andrew Garfield (Hasta el último hombre) y Adam Driver (Star Wars: El despertar de la fuerza) encarnan a Padre Rodrigues y Padre Garupe respectivamente, y mientras su devoción a los roles es notorio, es el elenco japonés quien mayormente mantiene a la audiencia conmovida con una amplia gama de silencecoveremoción humana. Yosuke Kubozuka e Issey Ogata en los roles del guía alcohólico Kichijiro y el Inquisidor Inoue son los ejemplos prominentes, y esto es notable dado a que Japón es mayormente secular y todo en Silencio parece apuntar a una llaga en la carne que le sería esta historia a la mentalidad japonesa. No parecería compensarse por la abundancia de paisajes extraordinarios, fotografiados por el mexicano Rodrigo Prieto (Babel), o la muy sublime edición de la constante colaboradora de Scorsese, Thelma Schoonmaker. La trama se extiende desde un episodio a otro mientras Rodrigues lo sacrifica todo para encontrar a su mentor, el Padre Ferreira (Liam Neeson en el rol), y mantener su sanidad intacta. La explosión de sus sentimientos ante la futilidad de su misión hace la utilidad de una banda sonora inservible, una decisión consciente e inteligente. Lo que le sobra a la cinta son varios grados de silencio.

Este mismo silencio es manifestado diversamente, no tal cual como el silencio de Dios como comúnmente implicado. Yace en la sutiles de la naturaleza japonesa, en las densas nubes sobre turbulentas aguas, en el agónico pero tranquilo martirio de los fieles, en las muertes de muchos y en las lágrimas insuficientes. Es lo que hace al Padre Rodriges concluir que Dios es Quién habla en medio del silencio, Quién fue el quehero_silence-2016 sufrió en nuestro lugar y Quién no merece comparación o igual alguno. ¿Condona la cinta apostasía? ¿Ó la imperfección de doctrinas absolutas? ¿Qué piensa realmente de misiones interculturales? Scorsese rehusa dar respuestas, conformándose con brotar reflexión tras reflexión. Su simpatía yace con el débil, aquél cuyo orgullo queda hasta el suelo y brota con una fe más genuina. Lo vemos en Rodrigues y Kichijiro a través de las pruebas, a través de las torturas, a través de los años. Es un lento fuego que los refina una y otra vez, manifestado en 161 minutos de duración. Como dije, la simpatía se extiende solo al fiel observador, quien también esté dispuesto a ignorar las fallas teológicas en los personajes- dependencia en imágenes y sacerdotes para la obtención de perdón y la ganancia de alimento espiritual. Sería un fiel observador si se interesa en el factor histórico del cristianismo en Japón, en particular cuando se torne a la introducción de la Biblia en el mismo país- aspecto descartado en el libro y la cinta. Pero la honestidad de su argumento si está presente, y estoy convencido que es muy suficiente para levantar en uno mismo un aliento refinado de simpatía por el perseguido. Por el afligido. Por el humilde. Que lo lleve a la Cruz, el apaciguador de toda duda. La película solo puede hacer parte de esta tarea.

Silencio termina con una dedicatoria en pantalla: para los cristianos japonéses y sus pastores. La cinta es también para Scorsese mismo y para la audiencia apta a compadecerse de silence2016-mv-4sus inquietudes espirituales. Creo que está arrepentido de haber hecho La última tentación de Cristo. O tal vez se le ha decaído el orgullo y puede finalmente ver algo de valor admirable en la cosmovisión judeocristiana. De cualquier modo, Silencio ha de inquietarte por la verdadera iglesia perseguida y la hermosura que yace en sus tribulaciones. Oración e inspiración fueron mi respuesta, y anhelo que sea la tuya. De cualquier modo, te dejará sin claras palabras.

Algo silencioso.

CALIFICACIÓN: 5 de 5

Trailer en inglés con subtítulos

Anuncios

Un comentario en “Silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s