Hasta el último hombre

cine

Película: Hasta el último hombre
Título original: Hacksaw Ridge
País: Estados Unidos
Director: Mel Gibson
Estudio: Summit Entertainment
Duración: 139 minutos
Estreno nacional: 20 de enero
Clasificación: B15
Reparto estelar: Andrew Garfield, Sam Worthington, Hugo Weaving, Vince Vaughn, Teresa Palmer, Luke Bracey

¨La gente dirá: ‘Hay un millón de maneras de filmar una escena’, pero no lo creo. Creo que hay dos, tal vez. Y la otra está mal.¨

                                                                                              David Fincher

Tomando un poco de la certeza fílmica de Fincher, hay miles de maneras de filmar violencia humana. Ese peligroso espectáculo ha sido el centro de la filmografía de Mel Gibson, éste en particular al torno del filtro de la fe, con su más famosa cinta La pasión de Cristo como el ejemplo más resonante. Mientras que en tiempos presentes nos limitamos a filmar actos violentos a nuestro frente con un smartphone, limitándonos a un solo ojo para comunicar asombro ó peligro, Gibson depende de una lealtad suprema al realismo violento definido hasta por niveles de carnalidad. ¿Espectáculo ó repulsión?  En Hasta el último hombre, el imperante filtro de la fe es encarnado en Desmond Doss, Andrew Garfield en el rol titular. Doss es un soldado médico en la Segunda Guerra Mundial como ningún otro. Sus convicciones pacifistas son un ancla de creencias que le rinden a Hasta el último hombre su mayor victoria, esto aunque no obstante, los malabares violentos de Gibson parezcan contradecirlo.

Arranco con ese filtro de fe. Irresistible es recordar la íntegra templanza de James Stewart en la mayor parte de su filmografía clásica en los zapatos ahora del joven ex-Spiderman. Sus sonrisas penosas, acento sureño y pose algo débil pero firme llegan a ser algo recordativos de una época inocentemente americana. El soldado Doss fue un fiel adventista que, a pesar de unirse al ejército americano en la guerra, rehusó cargar ó disparar un arma, optando, en sus hasta-el-c3baltimo-hombre-andrew-garfieldpalabras, por salvar vidas en vez de quitarlas. Eso lo pone a duras contra sus jefes y su borracho pero bien intencionado padre (Hugo Weaving, en su rol nominado), sus otros obstáculos incluyen sus compañeros abusivos, la propia ley y finalmente el brutal salvajismo del enemigo en la Batalla de Okinawa. Ésta mayor victoria se divide en etapas que se relucen con un gran espectáculo (ó repulsión) de combate y gloria mientras Doss rescata muy abnegadamente a sus compatriotas heridos. Terminó salvando alrededor de setenta soldados, aunque algunos historiadores señalan en los créditos finales que fueron aún más- número incierto debido a que Doss rehusó recibir crédito en exceso, testamento de su admirable humildad. El soldado Desmond Doss es, en resumen, Hasta el último hombre– la mayor atracción del filme y el responsable de sus mejores momentos. Cuestiono entonces el grado en el que Gibson le dedicó cierta atención a personajes secundarios que al final no recibieron un desarrollo ó resolución adecuada- su padre y hermano, compañeros soldados y jefes. Sus historias acortadas e introducciones algo innecesarias, terminan levemente distrayendo los actos de Doss. Esto muy entorno a la guerra.

Esta misma guerra, hermana de las guerras en cintas como Salvando al soldado Ryan, presentó varios contraargumentos. Tan pronto y explota la primera bomba y escapa la primera bala, Doss desaparece. ¿Porqué? Hasta aquél momento, sus creencias eran admirables si no muy convencibles. Y de repente Gibson se jacta con sus mejores trucos fílmicos al andrew-garfield-in-hacksaw-ridge-2016-1024x683hacer del espectador casi un participante en ese circo de balas que detalladamente orquestó. ¿No es la cinta acerca de Doss y su rehusar en participar en la violencia humana? ¿Porqué entonces sentí, gracias a esa tensión extrema, de tomar un arma y derrotar al enemigo? No lo sentí en Salvando al soldado Ryan, ya que Spielberg controló su apetito en mostrar el filtro de una sola trayectoria, mientras Gibson perdió un poco de ese control por emoción sin propósito claro. Otro contraargumento sería si Doss reconoció que sin las armas de sus compañeros, él muy probablemente hubiera muerto. ¿No le causó confusión ó dudas de su propia fe? La guerra externa no tiene que excluir la interna, pero en este caso una se tragó a la otra. La bravura de Doss tuvo sus buenos momentos de gran alabanza, solo que la cámara realmente no me permitió entrar a su mente para alargar esa misma alabanza.

Pero no existe duda que esa misma bravura es un respiro limpio de carácter no comúnmente visto en los héroes del cine contemporáneo. Es la integridad una marca esencial del hombre sabio. Del soldado sabio. Desmond Doss se mantiene valientemente firme en sus creencias, ésta a pesar de sus leves contradicciones ó la ausencia de una fe salvadora, y lo hace como roca inmovible. Y la manera que se relució, supongo, tiene mucho que ver con nuestros tiempos y la hacksaw_ridge_1008-kuy-620x349abcmanera que alguien como Mel Gibson es sujeto a todo ataque cultural y político con tal que se une a su mugre de cosmovisión. No que Gibson sea nuestro más claro ejemplo, pero si detona lo siguiente: el mundo querrá forzarte a unirse a sus cantos ególatras. Rehusa. El mundo querrá involucrarte en sus masacres de lo puro y santo. Rehusa. El mundo querrá definirte bajo sus propias creencias y leyes. Rehusa. Gente como Doss tiene mucho que demostrarnos, y 72 años después de la Batalla de Okinawa, aún batallamos en comprender esa lección.

Merecedora de sus aclamos técnicos y de la innegable integridad de Desmond Doss, Hasta el último hombre es un decente entrante al género de guerra. No sin fallas pero muy digna de un héroe como Desmond Doss. Lo que este hombre de Virgina logró hacer, las vidas que logró salvar, son el claro testamento de un carácter más que íntegro. Un testimonio salvadora de vidas.

Un buen paso hacia un testimonio que salve almas.

CALIFICACIÓN: 3.5 de 5

NOTA: Esta película incluye violencia gráfica en exceso. Lenguaje inapropiado es algo mínimo comparado con otras películas de guerra. No apta para menores de 15 años.

Trailer en inglés con subtítulos

Anuncios

2 comentarios en “Hasta el último hombre

    • Saludos Eliu! Ya vi su blog y se me hace muy interesante también. Continúe con la Buena Obra. Si desea me puede mandar mensaje a través de la página de Facebook de Verdad & Cine.

      Saludos y bendiciones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s