Doctor Strange: Hechicero Supremo

doctor-strange-sinopsis-900x400

Película: Doctor Strange: Hechicero Supremo
Título original: Doctor Strange
País: Estados Unidos
Director: Scott Derickson
Estudio: Marvel Studios
Duración: 115 minutos
Estreno nacional: 28 de octubre
Clasificación: B
Reparto estelar: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Mads Mikkelsen, Tilda Swinton

La incursión de Marvel en las artes místicas es un tipo de desorden divertido. Primero anula las inspiraciones de cintas ya clásicas como La matrix y El origen y luego sentirás esa misma frescura al aceptar este nuevo concepto de heroísmo que Marvel pinta. El concepto es el mejor producto que Marvel puede ofrecer, y esta vez lo define como Doctor Strange: Hechicero Supremo. Tan solo el título podrá generar unos leves escalofríos a la piel del cristiano, aunque no sea el extremo que parezca. Es solo un Marvel mas adepto a los misterios orientales que le saca el jugo a todo motivo para voltear paredes y disparar diez dimensiones espaciales a la pantalla por diez segundos diferentes. Y lo hace decentemente, esto a pesar que, tal como el error de Avengers: Era de Ultron, presentó preguntas que no supo contestar.

Benedict Cumberbatch (El código enigma, Sherlock), el elegido para encarnar al neurólogo excéntrico titular, ha pasado por actuaciones más estelares. No obstante, lo que pierde en su acento norteamericano lo gana con su pose. Y es su pose el ancla visual que le obtiene a Doctor Strange su mayor mérito: la historia de un neurólogo bañado en riquezas que, después de un accidente automovilístico, pierde control total de sus dedos. Su dependencia en ellos para su profesión lo lleva al borde de la doctor_strange_hechicero_supremo_01pobreza, subsecuentemente a una travesía hacia Kamar-Taj, una lugar misterioso en Nepal donde solamente una completa sumisión a sus secretos podrá darle la oportunidad de obtener lo que perdió. Pero al ser introducido por el Ancestral (Tilda Swinton, El león, la bruja y el ropero) a las miles de dimensiones que gobiernan el tiempo y el espacio y las fuerzas que luchan entre ellas, Strange tomará la oportunidad de unirse a la batalla junto con el leal Mordo (Chiwetel Ejiofor, 12 años esclavo) para derrotar al traicionero Kaecilius (Mads Mikkelsen, La cacería). Sus facetas de transformación, aunque una secuencia ya muy común en el cine de superhéroes, embellecen la curiosidad que automáticamente ofrece Strange con tan solo su mirada dragónica y atuendo enigmático. Después de conocer a Thor y Capitán América, la creatividad en dar a conocer auténticos héroes en Marvel sigue siendo sólida.

Los efectos especiales son parte del propósito de los buenos momentos de Doctor Strange. Su mayor brillo se reflejó en las etapas de entrenamiento de Stephen al dominar estas nuevas artes orientales, y no hubo falta de creatividad de peleas, aunque se asemejen más a caricaturas que peligro verdadero. Pero creo que el director Scott Derickson (El exorcismo de Emily Rose, Siniestro) fue muy consciente de eso. Inexistentes fueron los avances en otras áreas como banda sonora, diálogo y realismo en el antagonista (vamos… años y años pasan que Mikkelsen es restringido a encarnaciones de maldad. ¿Cuanto tardará Hollywood en reconocer su gran potencial?). Vacío de estos u otros progresdr-strange-3-696x404os, el entretenimiento digno de mantener en mente viene de sus combates fantasiosos, espolvoreados con un poco de gracia ligera e imaginación digna del mundo cómic. No hay mucho más que se pega a la conciencia, salvo tal vez la relación, o choque, de los dos conflictos internos entre Stephen Strange y Kalicius. Derickson ha sido más que claro al profesar su fe cristiana un buen número de veces en el pasado, y lo refleja en su trato de lo espiritual que tiene que ver más con demonios y espíritus malignos, lo que conforma la mayoría de su filmografía. Esta aptitud la adapta a la mitología de Doctor Strange y sus resultados varían.

Por un lado, la audaz certeza de la fe como inicio de la trayectoria de Stephen Strange es intacta en la historia, si no delineada. Strange se define como un hombre de ciencia y razón, que mide al mundo en base a sus sentidos y una dependencia al pragmatismo. Su alabanza de bienes materiales es el resultado, al igual que reducir el valor de la humanidad como ¨escombros que vagan por el tiempo y el espacio¨. El primer paso para aceptar las artes místicas, en las palabra del Ancestral, es olvidar todo lo que sabe como verdad. Regenerarse. Solo así puede dejar de ser el orgulloso Stephen Strange para poder llegar a ser el abnegado héroe Strange. Pero es solo el cristianismo bíblico que desenfatiza la salvación del hombre por sí mismo, no cualquier método místico. En esto e20161031191152_doctor_strange_comic_con_trailer_mads_mikkelsen_kaecilius_192849_620x6200ntra Kaicilius, un ex-estudiante del Ancestral quien roba un hechizo junto con sus seguidores para poder obtener la vida eterna, el tiempo como su mayor enemigo, en sus palabras. Su cruzada la comienza en una iglesia y se expande hasta Hong Kong donde culmina en toda una batalla. Llega a ser una batalla en la que secretos salen al aire y ningún héroe aparente se escapa de la mentira y traición. Son de los momentos en los que el villano cuestiona al héroe por sus creencias, y mientras el héroe reconoce su contradicción, responde con una pelea física. ¿Para qué el cuestionamiento entonces? Strange y Kaicillius adoraban al humano y al tiempo (casi en forma de un dios literal) respectivamente, solo que ninguno pudo reconocer el origen de sus metodologías a pesar que las referencias apuntaban a lo contrario- Strange con experiencias orientales que exaltan al ser interior, y Kaicillius con iglesias y deseos vanagloriosos de la vida eterna. Pero Derickson rescata la historia y su resolución al rehusar encasillar a los protagonistas en expectativas honorables. Todos en Doctor Strange son seres caídos, y es algo que Strange acepta con gran dolor al sacrificar sus intereses por el bien de otros. Al poner su vida sobre las de otros (otra vez, factor proveniente del cristianismo bíblico). Lo que no puede controlar, al examinar su reloj quebrado, es el tiempo, pero sus acciones siguen bajo su propio mando. Y con ello responde con el mayor heroísmo que uno puede demostrar.

Hay Marvel decente y hay Marvel fantástico. Doctor Strange: Hechicero Supremo se queda en la primera categoría pero no es su culpa. Kevin Feige, el productor y gran ner7qpywn2rzvu_1_bcapataz de Marvel, tiene el mapa cinemático de esta franquicia bien marcada para los próximos diez años, y no se le hace sabio trastornar algo que le ha beneficiado tanto éxito hasta ahora. Lo único nuevo que puede vender es, como dije, su concepto y las aventuras que implican. Y con eso, el doctor cumplió.

Que vengan más citas médicas.

CALIFICACIÓN: 3 de 5

Trailer en inglés con subtítulos 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s