Kubo y la búsqueda samurai

kubo-01

Película: Kubo y la búsqueda samurai
Título original: Kubo and the Two Strings
País: Estados Unidos
Director: Travis Knight
Estudio: Laika Entertainment
Duración: 102 minutos
Estreno nacional: 7 de octubre
Clasificación: A
Reparto estelar: (en inglés) Art Parkinson, Charlize Theron, Matthew McConaughey, Rooney Mara, Ralph Fiennes

El cuarto largometraje de Laika Entertainment, Kubo y la búsqueda samurai comparte pedazos de los universos previos de Laika. Incluidos son los escalofríos atmosféricos de Coraline y un grado de locura infantil que conformaron a ParaNorman y Los Boxtrolls. Pero Kubo es su propia historia, una que exalta a la familia nuclear como un origen sólido de paz y consuelo. Su uso propio de mitología que incluyen monos sabios, hombres escarabajos y música mágica la hace algo extraña y deleitosa que trae cintas del afamado Studio Ghibli a mente, esto al precio de su confusa moraleja. Pero no es nada que el stop-motion no pueda compensar en su magnificencia visual vetusta. Cuidado, Pixar.

Kubo y la búsqueda samurai es la primera cinta de Travis Knight, quien previamente trabajó como animador en Laika y quién interesantemente es el presidente actual de la compañía. Para que alguien de su rango se interese en tomar riendas de un proyecto como éste es prácticamente inaudito. ¿Una historia muy personal para ignorar, quizás? La película sigue las aventuras de Kubo, un muchacho viviendo en un Japón de siglos atrás quien, con su shamisei (una pieza maxresdefaultinstrumental de tres cuerdas), se dedica a contar historias de héroes y monstruos a la gente de su aldea mientras su origami cobra vida. Cuida de su madre enferma, quien dice protegerlo de su abuelo y tías que una vez incitaron guerra contra él al quitarle uno de sus ojos. Todo cambia cuando sus familiares regresan por él con malas intenciones, y solo la búsqueda de la armadura del legendario guerrero Hanzo, junto con la compañía de un valiente mono y un adorable hombre escarabajo, podrá salvarlo.

Al igual que ParaNorman, Kubo y la búsqueda samurai es original a diferencia de las adaptaciones literarias que lo fueron Coraline y Los Boxtrolls. Eso le permitió embellecer su fantasía con lo inimaginable pero concebible sin límites exactos: un mar de ojos gigantes, un esqueleto enorme y viviente (que ha sido reconocido como el prototipo stop-motion más grande de la historia) y un pez dragón en forma de espíritu, entre otros. Kubo es una película madura cuya invitación a su universo consideró más apropiado que una lista de reglamentos. Aquél con una mayor afinidad al folklore oriental comprenderá toda referencia mitológica, y él que no, tendrá que conformarse con quedar boquiabierto. Y gracias a la magia del stop-motion, Knight y los guionistas decidieron jugar más con imágenes que con thumbnail_23943monólogos expositivos, resultando en una historia inteligentemente detallada. Y su humor le debe mucho a la pantomima como resultado, generando buena comedia con el mínimo de esfuerzo. Pero el stop-motion no es lo único que se roba el dulce visual. Se le debe encomendar a los efectos computarizados su elogio merecido por entrelazarse con el stop-motion y brindando una experiencia aún más épica que toda Laika anterior. Triste noticia para los puristas de esta forma de arte pero yo lo llamo innovación. Y digo que lo es porque ninguna reemplaza a la otra, mucho menos tomar el lugar de su corazón. Con ello me refiero al poder de la familia, el perdón y el sacrificio abnegado para mantenerlos. Kubo y su madre sacrifican todo para cuidarse del uno al otro, y aunque la maldad de las tías y abuelo de Kubo exceden justificación, Kubo opta por la reconciliación sobre todo. En un mundo de animación en la que los niños son explotados para perseguir sus sueños egocéntricos y menospreciar la familia nuclear, Kubo y la búsqueda samurai toma el rumbo opuesto. Y por eso sale victorioso.

La obvia agenda LGBTQ que arruinó ParaNorman y Los Boxtrolls con sus bruscas ideologías fue inexistente en Kubo y la búsqueda samurai, aunque no obstante, fue reemplazada por una enorme entrega al espiritismo oriental. Esto incluye comunicarse con los muertos y un poco de reencarnación. Claro, la película no duda en reconocer sus orígenes evidentes en lo fantasioso, y Laika hubiera sufrido críticas por ¨cristianizar¨ un cuento de origen oriental. Comprendo su lealtad a esas ideologías aunque sean mal fundamentadas. La parte que si debieron haber reconsiderado es el momento que un personaje, cuyas memorias malvadas habían sido borradas, acepta las palabras que muchos le comunican- kubo-and-the-two-strings-theatrical-trailerque es un buen hombre, a cargo de muchas buenas obras. Excepto que son mentiras, esto con la intención de darle una nueva identidad. El corazón por definición es perverso; si no lo fuera, dicho personaje no hubiera obtenido esas malos recuerdos desde un principio. Kubo le da prioridad a la experiencia humanista, la que depende de las memorias mismas que definen a la persona, más que a la experiencia intrínseca, la que da valor y propósito de Alguien que solo puede dar ese mismo valor y propósito. Kubo, por muchas razones, es una película para niños mayores, casi jóvenes. No hay ningún tropiezo mayor que éstos gracias al énfasis que la cinta le da al poder de la familia cuando no muchas películas infantiles lo hacen. Un filtro inteligente de lo sano y lo insano, compartido entre padres e hijos, se declara como el resultado favorable.

Hasta la fecha, Kubo y la búsqueda samurai es la cinta menos taquillera de Laika Entertainment, esto a pesar de compartir el mismo presupuesto de las películas previas. ¿Muy rara? ¿Anticuada? ¿Demasiado obvio el poder de la familia? Ni quiero saber. Solo reconozco que Kubo es un festín de imaginación que costó mucho para crear con pocas esperanzas en el mercado mundial del cine infantil. Olvida que es stop-motion y solo entrégate a su mundo y reglas. Es humana, después de todo, además de aventurera e intrépida para toda persona dispuesta a respetar lo extraño.

Y me declaro uno de ellos.

CALIFICACIÓN: 4 de 5

Trailer en español

Anuncios

Un comentario en “Kubo y la búsqueda samurai

  1. Pingback: 5 buenas películas del 2016 | Verdad & Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s