Yo antes de ti

640x500-yoantesdeti

Película: Yo antes de ti
Título original: Me Before You
País: Estados Unidos
Director: Thea Sharrock
Estudio: Warner Bros. Pictures
Duración: 110 minutos
Estreno nacional: 24 de junio
Clasificación: B
Reparto estelar: Emilia Clarke, Sam Claflin, Janet McTeer, Charles Dance, Brendan Coyle

Yo antes de ti es una tragedia por las razones equivocadas. Es la pobre adaptación de un libro con demasiadas ventas, contada por una directora que no comprende el medio lo suficiente, y protagonizada por actores con confianza excesiva. Su historia es un anti-romance materialista que, si sus argumentos se tomaran en serio, caerá en el olvido dentro de los próximos cinco años. Las lágrimas desatadas por el supuesto drama (que la película presume tener) deberán de ser por lástima, lejos de simpatía, si fueran honestas. No, no es un ataque al género sino a cualquier noción portando máscara de romanticismo cuando dentro es un nihilismo devorando mujeres que venden sus corazones a un triste descuento. Yo antes de ti es pésimamente formulaica, preparada para la audiencia a dieta de canciones pop y besos baratos, y, con su antítesis a la vida, vacía de un pensamiento serio a sus contradicciones.

Yo antes de ti se centra en Louisa Clarke (Emilia Clarke, Game of Thrones), una joven británica cuyo optimismo y sentido de moda extremo le empujan a salir adelante a pesar de perder su trabajo y mantener a su familia al borde de la pobreza. Todo cambia cuando es contratada algo misteriosamente a cuidar del rico William Traynor (Sam Claflin, Los juegos del hambre: En llamas), antes un banquero quien quedó paralizado después de un accidente con una motocicleta. El carácter de cada uno choca intensamente, pero al paso del tiempo subsidie a una relación de amistad y eventualmente romance. Sus puntos de vista acerca de la vida los llevarán a enfrentar su mayor reto.

Para convencer al mundo que mi antagonismo nunca lo ha sido contra el género romántico, elogio las participaciones de Emilia Clarke y Sam Claflin como el mayor y único entretenimiento de la cinta. Clarke rompe moldes de su carrera previa con un giro completo de personaje, abierta y desvergonzadamente simpática, que es imposible no sonreír cuando ella lo hace. Claflin funciona más como confirmación de la química gracias a su contraste de personalidad. Sus palabras, gritos y risas juntos hacen sus momentos fluir más que su floja dirección, consecuencia de la directora Thea Sharrock trabajando en su óperayo-antes-de-ti-660 prima, con su experiencia anterior basada mayormente en el teatro. Los momentos de mejor interacción entre Clarke y Traynor son interrumpidos por una edición más cortante que un navaja Swiss y por un soundtrack inútil que interrumpe el éxtasis sentimental que no le pareció evidente al editor y directora. La cámara está perdida todo el tiempo, aunque meditando en el tercer acto y su traición al personaje de Sam por encasillar su destino como lo encasilla en su asiento, no puedo realmente culparla. Y no es la culpa de Emilia ó Sam; sus personajes ya estaban condenados sin importar su diálogo ó los personajes que conformaban sus vidas. No hay transformación ó desarrollo en ellos salvo aquel que la moraleja los lleva a creer, que la vida es barata y equivale a los momentos en las que tomas champaña, te acuestas con alguien y te olvidas del mañana. La experiencia en general se pareció a un álbum de momentos bonitos que un niño de tres años formó con las mejores intenciones del mundo al par de sus habilidades. Si Yo antes de ti intentaba avivar mi paladar y derretir mi corazón con sus filosofías disparatadas, hubiera usado chocolate Carlos V y no marca patito; no le hace justicia al mundo chocolatero.

Quiero aprovechar e incluir las siguientes palabras de mi buena amiga Anna Laura Terríquez. Anna Laura ha estado en silla de ruedas desde nacimiento y hoy a sus 21 años ha trabajado de maestra de niños y actualmente está terminando la prepa. Pudo acompañarme a ver la película. En mil maneras sus palabras resuenan más que cualquier razonamiento que yo pueda ofrecer en cuanto al núcleo temático de Yo antes de ti (sin SPOILERS):

Como seres humanos batallamos de diferentes maneras y eso nos hace querer tirar la toalla, y ese fue el caso para él. Como creyente, dejando mi silla a lado, yo al verlo a él no le tuviera tanta simpatía porque podría pensar que si, ya no es quien era antes pero es para su bien, Dios ahí en esas situaciones obra para que lo busquemos… Afortunadamente yo no sé que se siente perder la habilidad de caminar, no me creo 13516176_1114758765249723_4285066922795034747_ncapaz de reaccionar como él si yo hubiera pasado por ahí pero uno nunca sabe hasta que lo vive. Lo que si conozco bien son sus luchas, el hecho de que se le cerraba el mundo por no poder hacer las cosas como los demás, es muy difícil aceptar que eres diferente y que eso no es malo, el salir a la calle y saber que vas a llamar la atención ó que el mundo no está adaptado a tus necesidades es frustrante porque uno quisiera que todos supieran como tratar a alguien en esa situación; en el área de su salud, llega un punto en el que no se puede hacer nada y pierdes la esperanza, yo pasé por allí cuando me dieron de baja al Teletón, yo creía que se podía hacer más y no fue así, ahora me alegra pero tardé mucho en estar en paz con eso. El punto es que él no quería vivir batallando ni física ni emocionalmente, lo entiendo muy bien y hasta tú podrías entenderlo pero mirémoslo de otra perspectiva. Joni Earickson Tada. Ella se enojó con Dios, lo cuestionó y quiso morir. ¿Qué está haciendo hoy? Ayudando a personas con necesidad del evangelio, personas que somos difíciles de alcanzar porque creemos que nadie nos entiende y su ministerio se trata de recordarnos que Dios nos hace vulnerables para que lo miremos a Él y vivamos sean como sean nuestras circunstancias para Él. Es difícil porque como dije, física y emocionalmente está ese recordatorio de que tu 13443262_511943165673939_7804434545851021276_ovida no es normal pero el refugiarte en el Dios que todo lo sabe, que usa todo para nuestro bien y confiar que todo está bajo Su control es lo mejor que podemos hacer. En el aspecto romántico en el hecho de que no quieres ¨atar¨ a nadie, ella (Joni) pasó por esa etapa de ¨nadie me va a amar en silla¨ y yo también así que entiendo esos miedos pero también he aprendido que con silla ó sin ella, Él me ama y eso debe ser suficiente, hay luchas pero nadie vino al mundo para que todo fuera color rosa, si así fuera, no lo voltearíamos a ver a Él. El punto es: Dios usa esas situaciones difíciles para llevarnos a Él.

El verdadero romance, transcendente y simpatizante, depende de ingredientes esenciales como la humildad y el sacrificio. Yo antes de ti le escupe a dicha idea e inventa su propio significado del heroísmo, aparte que lo hace de manera muy floja. La historia y su visión hubieran dejado mayor impacto si el título hubiera sido diferente. Algo como:

Tú antes que yo.

CALIFICACIÓN: 1.5 de 5

Trailer con subtítulos en inglés  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s