Avenida Cloverfield 10

shareimage

Película: Avenida Cloverfield 10
Título original: 10 Cloverfield Lane
País: Estados Unidos
Director: Dan Trachtenberg
Estudio: Paramount Pictures
Duración: 103 minutos
Estreno nacional: 15 de abril
Clasificación: B
Reparto estelar: Mary Elizabeth Winstead, John Goodman,
John Gallagher Jr.

Imagínense lo siguiente: una joven despierta en un búnker después de un accidente automovilístico con dos hombres que le aseguran que el mundo afuera se encuentra en medio de un apocalipsis. ¿Mienten ó es la verdad? De que tal premisa evite originalidad ó espectáculo épico no es el punto. Avenida Cloverfield 10 presume una historia minimalista con marcas de La dimensión desconocida y Miseria, desenvolviendo su trama tan lentamente como una amenaza cancerígena que lanza la audiencia incrédula hacia una extrema extravagancia en su tercer acto. No se confundan: el título no confirma que la cinta sea secuela, precuela, spin-off ó inclusive del mismo universo de Cloverfield, el éxito de ciencia ficción del 2008. ¿Qué es entonces? Su productor J.J. Abrams la define como un ¨sucesor espiritual¨. Si eso no te brinda un poquito de curiosidad, propensa a ser bien recompensada, nada más lo hará.

En Avenida Cloverfield 10, Michelle (Mary Elizabeth Winstead, Duro de matar 4.0), una joven diseñadora de vestuario, sufre un accidente automovilístico bajo circunstancias misteriosas. Al despertar se encuentra con Howard y Emmett, quienes le prueban a Michelle que los tres de ellos deberán quedarse bajo tierra mientras el mundo experimenta un caos enorme. Momentos de duda se convierten en momentos de tranquilidad. Pero hay secretos en Avenida Cloverfield 10, y la distinción entre verdad y mentira podrá ser catastrófica. El tiempo dirá si podrán sobrevivir el caos del mundo exterior… y el del interior.

Lo inteligente de Avenida Cloverfield 10, fuera de la misma película, fue el grado de discreción en la que se envolvió la producción de la cinta. Su filmación nunca fue anunciada, los actores desconocieron el título durante el rodaje, y su material promocional reveló lo mínimo en trama y detalles en tan corto tiempo (entre menos sean partícipes de este factor, mejor). En un tiempo de sobreexplotación de mercadotecnia dependiente del éxito de estrenos, Avenida Cloverfield 10 toma un rumbo más tranquilo, más cerrado y menos revelatorio. maxresdefaultEsto hace sentir a uno que está observando algo especial, filmado para el público mismo bajo la manta de un pequeño blockbuster. Y lo mejor de todo es que las ventajas de su historial de producción son simultáneas a aquellas de la película misma. La trama avanza sin prisa alguna, disfrutando su sensación de claustrofobia sin sofocar a la audiencia en aburrimiento. El elenco se beneficia mayormente del Señor Goodman, el más suertudo (y talentoso) en recibir un personaje escalofriante que juega con nuestra simpatía como un gato juega con un ratón, y lo demuestra con voz, pose y mirada. Mary Elizabeth Winstead obtiene menos puntos a su favor en el rol protagónico debido a su dependencia en su fisicalidad sobre la comunicación emocional de una mirada. Mismo se podría decir de Gallagher, aunque los dos obtuvieron menos claridad en sus roles que el de Goodman. Pero cumplen con su objetivo. Son peones bajo un buen ritmo de su jugador, quien en este caso se trata del director Dan Trachtenberg en su primera película; su experiencia anterior consiste de comerciales con clientes como Lexus, Nike y Coca-Cola. Su sentido de estimulación demuestra lo que mejor sabe, aún cuando su afinidad por personajes realistas y elecciones musicales que embellezcan y no remplazcan la emoción apenas va madurando. Lo que salva la película es lo que puedo definir como el toque abrams, caracterizada por su productor J.J. Abrams en películas pasadas como Super 8, Star Trek, Star Wars VII y series como Lost y Alias: una atmósfera ubicada al borde de lo supernatural e inexplicable, poblada por gente común y corriente, testigos que eluden el victimismo. No busco revelar spoilers, así que describiré el tercer acto de la siguiente manera: ó hará sacudir la cabeza de uno en incredulidad ó lo hará contener su suspirar en incredibilidad. 4/5 de la película se contrastan de manera excesiva con la última 1/5 parte, y soy de aquellos que le encontré suficiente justificación por ello. Esta 1/5 parte define la experiencia, tal como su fase de pre-producción, como intrépida.

Como es casual en películas apocalípticas que giran bajo un entorno realista, Avenida Cloverfield 10 no esconde factores bíblicos como posibilidad de su argumento. Bien que son solamente menciones breves de parte de Howard, figurados al par con lombrices espaciales y conspiraciones soviéticas. Su temática en general no es muy definida pero no por eso evade profunda examinación, aunque parezca algo complicado. El problema que Michelle enfrenta consta de una falta de seguridad en ella misma; huir le es más fácil que confrontar. Su resolución depende de una enorme dosis de valentía que cloverfieldaparentemente consiguió en ella misma, pero el origen y el paso en el que lo domina es algo irreal. No hubo rastros de duda, fe, cuestionamiento, apoyo de algo ó alguien más, etc. Nada. Michelle sufre pero lucha contra ese sufrimiento de manera ilusoria. Podría ser que los guionistas temían en no crear una protagonista femenista que luchara contra cualquier sombra de masculinidad  mediante combates físicos sin cuestionar ó reexaminar sus creencias. Entiendo el miedo (Hollywood se ha puesto muy estricto) pero no por ello se justifica fantasear unos personajes y otros no. Hasta el antagonista se benefició de una mayor flujo de emociones e intenciones que Michelle, y eso es siempre un problema para todo filme. ¿Una respuesta al abuso sexual a manos de un machismo incontrolable? Tal vez, pero la cinta no parece reconocer la pregunta ú otras preguntas parecidas. A diferencia del cine afamado de ciencia ficción de los años 50 con disfraces de ideologías políticas y alegorías filosóficas, lo único que Avenida Cloverfield 10 logró imitar fue su estilo de historia sin alcanzar algo más, eso cuando tenía toda la razón y aparente intención de hacerlo.

Avenida Cloverfield 10 es el intenso recorrido de una montaña rusa que durá solo dos minutos. El suspenso te mantendrá al borde de tu asiento y tu curiosidad estará recompensada, esto es hasta que el misterio termine y lo que queda es la idea general. Es un buen comienzo del calendario cinematográfico del verano y su intrepidez superará a muchos grandes estrenos porvenir. Faltante de algo pero no de sustos.

Viva el toque abrams.

 

CALIFICACIÓN: 3.5 de 5

 

Trailer en inglés con subtítulos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s