Batman v Superman: El origen de la justicia

batman-v-superman-dawn-of-justice-20161

Película: Batman v Superman: El origen de la justicia
Título original: Batman v Superman: Dawn of Justice
País: Estados Unidos
Director: Zack Snyder
Estudio: Warner Bros.
Duración: 151 minutos
Estreno nacional: 25 de marzo
Reparto estelar: Henry Cavill, Ben Affleck, Jesse Eisenberg, Gal Gadot, Amy Adams

La hora del combate mas esperado del año ha llegado. ¿Qué significa eso exactamente? La mayoría lo concibe como la guerra entre los dos titanes mas asombrosos del universo del cómic desde su creación hasta la fecha. Son Superman y Batman y están enojados. Su grandiosa batalla comienza en Batman v Superman: El origen de la justicia. No importa la historia ó el modo de contarla siempre y cuando los dos se apuñalen con lo mejor de sus poderes; esto parece ser el objetivo que la recién pareja de DC Comics y Warner Bros. deseaban cumplir. Y si ese fue su estándar, y viendo que la película tiene 151 minutos de duración, entonces fue peligrosamente bajo. Es receta Marvel con ingredientes que solo clientes específicos reconocen, ellos siendo los fans que gritarán con fervor al entender las referencias al universo DC, mientras que el público general quedará con cara de ¨¿Huh?¨ Es un producto más que cualquier cosa, y su caos, más que en efectos especiales ó peleas explosivas, se reveló en su narrativa. Decepción imperdonable.

En Batman v Superman: El origen de la justicia, Bruce Wayne/ Batman (Ben Affleck, Argo) busca culpar a Superman no solamente por la destrucción de medio Metrópolis sino por su baja responsabilidad en la muerte de muchos inocentes. Mientras tanto, Clark Kent busca obtener restricciones para Batman, quién comete crímenes fuera de la ley aunque con buenas intenciones. Los dos son solo figuras de ajedrez en el tablero del científico millonario Lex Luthor (Jesse Eisenberg, La red social), cuyo intelecto manifestado en sus planes diabólicos es mas potente que lo que aparenta. Entre ellos figura también la misteriosa Diana Price (Gal Gadot, Rápidos y Furiosos), cuya verdadera identidad está por revelarse. Los cuatro se enfrentarán en una batalla que no cualquiera pudiera imaginar fácilmente.

La fascinación del director Zack Snyder (300, Watchmen) en efectos especiales y una cámara eternamente lenta continúa con fervor, en adición a una manifiesta inspiración de la trilogía Batman de Christopher Nolan. A momentos puede crear imágenes potentes que, a la vez, se vuelven rutinarias en medio de su espectáculo, como el mago cuyo truco fue recién descubierto. El compositor Hans Zimmer se vio en la ardua tarea de no repetir sintonías previas al universo pasado de Batman y ser independiente y original; no funcionó. Como mencioné, estos ingredientes son meros adornos de su maxresdefaultsustancia, que no fue mucho en realidad. Sucesos ocurren sin gran trasfondo, sueños remplazan conflictos internos y una edición brusca rompe con la emoción de momentos profundos. Las actuaciones son firmes y hasta allí, aunque la exageración de Eisenberg en el rol de Luthor si fue notable. La fidelidad visual al cómic no pasará de ignorada  por el fan leal, dato evidente del público que Warner Bros. deseaba satisfacer mayormente. La relación entre Clark Kent y Lois Lane continúa siendo monótona, débil en realismo, alta en fantasía (mil disculpas, Amy Adams, pero tú en una bañera con un superhéroe es risible en tristes proporciones), y sin mucho propósito considerando que la relación entre Kent y su madre definió la paz entre varios conflictos, obteniendo un mayor fin en la historia. Porque rayos Kent no considera a la Mujer Maravilla como una pareja mas a su nivel no entenderé, como muchas cosas que no entendí en la cinta. Y como lo es constantemente, el crítico se queda a dudas en cuanto a que mencionar sin soltar spoilers.¿Cual fue el punto de Doomsday? ¿De qué sirvió la inclusión de el Flash en momento giratorio? ¿Quién exactamente es la Mujer Maravilla? ¿Qué tan real es la resolución del conflicto entre los héroes titulares? Una película basada en un universo completo debería ser consistente en las preguntas que confronta, contestando unas y dando suficiente espacio para otras en ser teorizadas. Eso la diferencía entre un producto de mercadotecnia y una historia completa e independiente. Star Wars: El despertar de la fuerza pudo hacerlo. ¿Porqué no Batman v Superman? Tal vez por el hecho que, tal como su título, el punto de la trama era su combate; tremendo y salvaje, hará a muchos babear en emoción… por quince minutos que dura la pelea. No te sientas mal si esperabas más.

Fue solo el año pasado tras el estreno del primer trailer de la cinta que manifesté algo de preocupación acerca de la seria temática de Batman v Superman. Parecería que los bordes que separan lo alegórico y lo profano caerían con imágenes como la estatua de Superman con letras pintadas que dicen, ¨Dios falso¨ y otras muy por el estilo. Y mientras que muchas de las observaciones previas son acertadas, gracias al caos de un guión sin estructura visible, el fin temático es confuso. Batman v Superman desea que sus temas de justicia, responsabilidad divina y humana, roles de la religión, etc. sean respetables, pero su insistencia en ser aceptado como mitología divertida sin mayor razonamiento  demanda lo contrario. Las comparaciones entre Superman y Dios/ Cristo no tienen fin, mientras que Lex Luthor se dedica a profanar lo sagrado con todo tipo de reto humano concebible. ¿Y a batman-v-superman-dawn-of-justice-bat-signalqué fin llega todo esto? Batman v Superman rehusa contestarlo. Supongo que la película quería verse sofisticada al mencionar términos grandes para una imaginación tan simple, no considerando al 100% sus puntos temáticos. El rumbo final de Superman tiene su obvia inspiración del cristianismo, la fe que la película se dedica a destruir en sus primeras dos horas. Con tan solo este hecho, la mentalidad ambigua que los guionistas optaban por mantener cae. El ser humano no desea un salvador, claramente visto en el conflicto del mundo contra Superman, pero necesita uno con tan solo ver los catástrofes con los que la humanidad maldice al mundo. Pero no puede ser un salvador humano, imperfecto y con debilidades, que crearía los mismos catástrofes que el ser humano produce. Batman se equivoca en acertar que el ser humano puede ser mejor; si ese fuera el caso, la misma idea de la Liga de la Justicia sería vana.  No hay quien busque a Dios, declara Romanos, pero los llantos del pueblo de Israel y sus profetas caen en desesperación cuando notan su ausencia gracias a su pecado. Batman v Superman quiere apoyarse en la mitad de estas dos verdades, una que no niegue el sufrimiento humano y otra que alabe lo divino en su grandeza entera. Las dos se cumplen en Cristo; Batman y Superman solo podrán ser pequeños reflejos de Él y hasta ahí.

Batman v Superman: El origen de la justicia es oscura con el fin de ser oscura, además de querer enfatizar algún claro contraste con Marvel. Desea ser muchas cosas, como el superhéroe que tiene un poder y que sueña con tener muchos más, y concluyó siendo insatisfactoria.  Un cómic depende de la pluralidad de sus viñetas, del cual uno saca todo razonamiento y placer bajo su tiempo preferible. Una película depende de una estructura de historia y temática adornada con 24 imágenes por segundo sin detenerse. Batman v Superman no logró comprender la diferencia. Pero siempre hay lugar para redención, DC Comics. Lo porvenir promete mucho.

Sigan intentando.

CALIFICACIÓN: 2.5 de 5

Trailer en inglés con subtítulos

Anuncios

Un comentario en “Batman v Superman: El origen de la justicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s