En primera plana

spotlight_en_primera_plana_poster_latino_jposters-e1452187259368

Película: En primera plana
Título original: Spotlight
País: Estados Unidos
Director: Tom McCarthy
Estudio: Participant Media
Duración: 129 minutos
Estreno nacional: 15 de enero, 2016
Reparto estelar: Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams
Liev Schreiber, John Slattery

¨ Y cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le hundiese en lo profundo del mar.¨ Mateo 18:6

Jesús lo declaró, y aunque el equipo spotlight (un grupo de reporteros encargados en hacer investigaciones profundas de un caso único) de The Boston Globe a los inicios del 2000 no supiera su origen, jamás lo hubieran negado. Ante el descubrimiento de una gran epidemia de abuso sexual infantil a manos de sacerdotes católicos, ¿cómo pudieran justificar un poco menos de ignorancia? Hablo ahora de En primera plana, una drama biográfica que intenta evitar los bordes del género del terror, y no siempre asegura éxito por ese lado. El mero caso es extravagantemente aterrador y, gracias al preciso sentido de tiempo del director Tom McCarthy, el verdadero catástrofe es creciente sin el final a la vista. Comandantes actuaciones y un guión detallado cuentan los sucesos uno por uno y las verdades no son píldoras fáciles de tragar. Mira más de cerca. No te atrevas voltear. Sería un grave error.

En primera plana comienza en el 2001 justo cuando el periódico The Boston Globe contrata un nuevo editor, Marc Baron (Liev Schreiber, X-Men Orígenes: Wolverine). Baron decide encargar al equipo spotlight– que consiste del editor Walter Robinson (Michael Keaton, Birdman), y los reporteros Michael Rezendes (Mark Ruffalo, Foxcatcher), Sacha Pfeiffer (Rachel McAdams, Medianoche en París), Matt Carroll (Brian d’Arcy James, Mozart en la jungla) y Ben Bradlee Jr. (John Slattery, Mad Men)- a reanudar la investigación de un sacerdote acusado de abuso sexual infantil. La tarea no es fácil ya que las pistas son arduas en conseguir. Pero cuando obtienen una pista, un acusado se convierte en trece, y no se detiene ahí. La verdad entera es mucho mas aterradora. No será fácil creerlo. Muchos menos contarla.

Como el título original implica (la palabra spotlight significa un enfoque concentrado proyectada por luz, literal ó no), la chispa de En primera plana es su caso a tratar. Todo personaje, trasfondo, dilema, diálogo, etc. rodean el objetivo principal, que es dar a entender la severidad del abuso sexual infantil a manos de sacerdotes, las circunstancias en las que sucedieron, la ignorancia del asunto y los riesgos en tratarlo directamente. Uno de sus resultados favorables, gracias al talento de los escritor Josh Singer (la serie The West Wing) fue mantener la independencia de los aspectos previos. El dolor de los héroes 34e9f170-8db9-480e-bd14-d67dd020e3c0protagonistas se convierte en nuestro, sus problemas son de nosotros, sus palabras salen de nuestras bocas y sus victorias las aceptamos como propias.
El aura general de periodismo figura entre los de Todos los hombres del presidente y Zodiaco; veraz en sus juegos de palabras e interacciones sin una extrema afinidad visual, aunque su ausencia de ella pareció ser su meta. El mundo aquél es uno que evade la extravagancia de sistemas comunicativos internacionales, eso en aquel tiempo y limitadamente ahora mientras vive en una época de transición. Lo que ahora consiste de tres clics en Google, aquél entonces era de hojear archivos, tomar notas por lápiz y confrontar los ojos de adversarios. Imposible no aprobar sus esfuerzos (imposible creer que, como blogger, la búsqueda por verdades es pan comido). Tom McCarthy, el responsable de cintas como Descubriendo la amistad y Ganamos todos, comparte gran simpatía con los participantes de su drama por tan sencillos ú obstinados, imposibles ó sencillos que sean, haciendo que el flujo de la historia no pierda su ritmo emocional, aspecto que, al final de cuentas, es todo lo que la audiencia retendrá. Pero si, como toda narrativa tratando con casos de la vida real, el verdadero centro de En primera plana es eso: su caso; y frustrante es cuando la trayectoria de todos los involucrados quedan, a cierta medida, suspendidos. No hay claros responsables para fallas como éstas. Se le define simplemente como ¨las noticias¨.

Aclaro, como muchos otros han aclarado: En primera plana no es anti-católica. Ni siquiera es anti-fe. Con lo mejor de sus intenciones y algo de bravura, se podría califica como anti-humanista. Lo mas agónico del caso no fue exactamente la prostitución de niños inocentes marcados de por vida, sino a manos de quiénes ocurrió. A manos de supuestos representantes de vida transcendente; santos en forma humana… hablo desde la percepción popular. Tal epidemia sucedía, en las palabras de los reporteros, a la vuelta de la cuadra de su misma ciudad. Un índice de víctimas tan alto para una plena ignorancia tan extrema, lo que viene señalando la otra cara de la moneda: la inhabilidad de hacer lo correcto a pesar de saber hacerlo. Una de las escenas finales muestra al editor Robinson confesando que, gracias a él, ellos están contandoen-primera-plana-2 la historia ocho años después que él había recibido evidencia de ella pero había decidido ignorarla. Y la culpa, peor que el abuso infligido, es una tortura difícil de superar. Es la mancha que plaga el alma, y su remedio, lejos de apuntar a institutos, gobiernos ú otros factores responsables, consiste en apuntar el dedo al mismo corazón. La iglesia católica dejó brotar tanta maldad y blasfemia en su sistema humanamente religioso. Lo entiendo, pero todo hombre ó sistema en su propia maldad es capaz de usar el nombre de Dios para atrocidades que exceden la imaginación. Una experiencia personal que consistió en el abuso del líder de una iglesia me lleva a entender en parte el dolor consecuente. Pero son precisamente estos momentos que presentan la pregunta inevitable: ¿en quién está tu fe exactamente? La fe en Cristo debe reposar solamente en Cristo. No en hombres, líderes, iglesias, movimientos… solo en Cristo, y Su Palabra confirma toda bendición por ella y maldición a su contra. Si la fe descansa en cualquier otro fundamento, caerá tan fácilmente como casas en arena. ¿Porqué crees que Cristo murió? Para lidiar con esa misma maldad y liberar a uno de ella. Es parte de lo que un ex-sacerdote inocente admitió ante Rezendes, ¨Mi fe en los hombre es limitado. Mi fe descansa en lo eterno.¨ Puede que el equipo spotlight se conformó con perder fe en Dios ó en instituciones religiosas, pero su búsqueda por un sentido mayor a la inocencia continuará. Y por ello tendrán que verse en el espejo y confesar que la inocencia no es una máscara.

En primera plana es reveladora, y su manejo de suspenso es así de magnética como su caso. También podría calificar como un pequeño homenaje al poder del periodismo tradicional. De que merecía el Óscar por Mejor Película no es la cuestión.  Es verla de cerca y ser aterrados.

Remuévase la máscara.

CALIFICACIÓN: 4 de 5

Trailer en inglés con subtítulos en español

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s