La verdad oculta

concussion-will-smith-crp-645x430

Película: La verdad oculta
Calificación: 2 de 5

En el 2001, el Dr. Bennett Omalu descubrió lo que fue posteriormente conocido como ETC (encefalopatía traumática crónica), una lesión cerebral mortal encontrada en muchos ex-jugadores de fútbol americano de la NFL. El impactante relato es contado en La verdad oculta, con Will Smith (Hombres de negro) en el rol titular y Peter Landesman (Maten al mensajero) como director. Con material auténtico y puesto ha incitar acción, La verdad oculta erróneamente asemeja el éxtasis dramático con prender el noticiero con revelaciones alarmantes. Los dos tienen sus ventajas pero solo separados del uno y el otro, y el acento nigeriano de Will Smith junto con su compromiso emocional no fue lo suficientemente poderoso como para disminuir sus fallas. Mera curiosidad ante la política de su tema fue su mayor logro.


Dr. Bennett Omalu, un patólogo forense en Pittsburgh, descubre lo que eventualmente definió como CTE al llevar a cabo una autopsia del ex-jugador de fútbol americano Mike Webster, concluyendo que esa condición lo llevó a sufrir amnesia, demencia y un ataque cardiaco. Al tratar de trabajar con la NFL para buscar la solución, Omalu ve que exponer la verdad es mas riesgosa de lo que pensaba, no solamente poniendo la pasión de millones de fans y el juego de millones de dólares en peligro sino hasta su propia vida.

No muy diferente a su previa película Maten al mensaje, Peter Landesman parece estar fascinado en el concepto de secretos prohibidos, en especial si aquellos arriesgan vidas. Entre mas grande sea el secreto mas fascinante la pelea por la verdad. ¿Pero cuál es la manera mas efectiva de demostrar tal batalla? Acordando a La verdad oculta, ese objetivo consiste en redactar al precio de emocionar. Declarar en vez de mostrar. La definición de una confrontación emocional es, según Landesman, pegar el lente de la cámara a los ojos expresivos de Smith y esperar que el efecto escale. No lo es,  mucho menos con los tediosos diálogos que salen de toda boca de sus personajes, víctimas de un guión mal estructurado. Eventos ocurren esporádicamente como momentos aislados y, en toda franqueza, aburridos, como sila-verdad-oculta-1 el compromiso del guionista, quién también fue Landesman, a la vida verdadera de Omalu no tuviera restricciones. Esto significa que la resolución de la pelea entre Omalu y los directivos de la NFL, ó los avances de los estudios de la CTE, ó del compromiso humano ante la verdad a todo costo, es inexistente. Ó con falta de gran importancia con tal que incite reacción en la audiencia con hacer algo al respecto, aunque nadie sabría que hacer mas que decaer en frustración extrema. Es el problema con crear un antagonismo obvio entre dos oponentes, elevando al héroe a una perfección inhumana  mientras que sus villanos son solo eso: villanos. Es respetable que dieron un gran esfuerzo en hacer el material dramáticamente genuino, inclusive usando noticiarios del deporte y sus impactantes accidentes. Pero sin una absoluta conclusión ante toda implicación posible al que La verdad oculta dio referencia, la historia disminuye en valor.

Bennett Omalu parece exhibir toda cualidad de un católico nominal, cumpliendo con las normas de buena conducta y pláticas acerca de Dios sin aparentar una convicción enteramente sumisa a la Palabra. ¿Qué tipo de caballero considera romántico aprovecharse de una mujer viviendo en un cuarto que él le prestó? Presento la pregunta solo porque La verdad oculta así lo implicó, aunque la relación amorosa entre Omalu y su esposa haya culminado en matrimonio tiempo después. Omalu, si solo el personaje de Smith ó el verdadero Omalu quien sabe, idealiza a los Estados Unidos como un ideal mas atractivo que Dios, y que terminó decepcionándolo cuando la confrontación entre el y la NFL se hizo mas seria. Pero su lucha por honrar los jugadores de la NFL es muy admirable. Los trata con dignidad y respeto que solo 90568_principalviene de un temor reverente a Dios, aunque a veces parezca algo raro considerando que les esta haciendo autopsias durante esos momentos. Pero si, Omalu es una imagen a medias del buen americano: ama al país, admira a Dios y respeta al prójimo. Son solo esas cualidades que brinda conforte y persistencia en los partícipes, quienes incluyen Alec Baldwin (30 Rock) y Albert Brooks (Drive: El escape),  en apoyar su lucha para revelar la verdad que la NFL oculta y buscar la solución, sin mencionar su dulce carácter y optimismo infinito. Es la única luz en la trayectoria sombría que La verdad oculta revela.

A veces la verdad no es solo una palabra sino una serie de ellas, algo que La verdad oculta no capta, conformándose con pintarlas en blanco y negro sin resolución alguna. Sus intenciones en traer la historia a la luz es admirable y tiene puntos a su favor por ellos. Pero cuando el artículo de Wikipedia acerca del tema se vuelve mas intrigante que el concepto audiovisual de ella, entonces hay un problema. Tristemente la película nunca vio la diferencia.

Lo siento, Will Smith. Hasta la próxima.

Trailer en inglés con subtítulos en español

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s