Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La película

snoopy-and-charlie-brown-2nd-teaser-quad

Película: Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La película
Calificación: 5 de 5

La pandilla del niño común y corriente junto con su beagle imaginativo, iconos mundiales y de gran renombre, se lanza a la pantalla gigante con una gran sensación de aventura, comedia y un toque de drama. Es Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La película (un título demasiado largo, como si los niños no supieran quien es Snoopy con tan solo escuchar su nombre). Charlie Brown, Linus, Lucy, Sally y todos los demás personajes famosos regresan con sus travesuras y debates filosóficos, respaldados por un universo de imaginación adaptada anteriormente en periódicos, libros, cortos televisivos y ahora un largometraje, todo iniciado por un simple cómic  del legendario Charles M. Schulz en 1965. El mundo de Charlie Brown es un mundo vacío de ipods, tablets, laptops y otros modos de diversión superficial, en la que la niñez encuentra el patinar, el saltar la cuerda y el cantar en grupos como pasatiempos de alto rango, haciendo de la sencillez de vida un lujo olvidado. Como no conmemorar a Peanuts de hacerle un enorme favor a la audiencia infantil, y dudo que éste se molestará en apreciar sus encantos.


En Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La película, Charlie Brown busca la manera de incrementar confianza en sí mismo al intentar volar un papalote, impresionar a sus amigos con tareas difíciles, y depender del apoyo fiel (casi siempre fiel) de su perro Snoopy. Éstas tareas incrementan y se desarrollan cuando Charlie Brown conoce a su nueva vecina, una niña pelirroja que probará los límites de sus acciones.

La cinta viene de Blue Sky Studios y es dirigido por Chris Martino (Horton y el mundo de los Quién). Martino mostró sensibilidad a la obra original cuando adaptó el cuento del Dr. Seuss en el 2008, no solamente replicando los diseños e historia original sino haciéndola entretenida para una audiencia moderna y ajena a las creaciones del mismo Seuss. Hace lo mismo con Peanuts en el sentido que casi todo aspecto que ha brindado a la magia de Peanuts es snoopy-and-charlie-brown-the-peanuts-movie-trailer-4expuesto: anécdotas, chistes, expresiones, tramas, pistas musicales, etc. Parte del crédito también se le otorga a Craig y Bryan Schulz, hijo y nieto respectivamente de Charles Schulz y productores de la película. Y no obstante, Peanuts no se mantiene nostálgico ó anticuado solo por serlo. Es parte del secreto de su popularidad todos estos años: la relevancia de los personajes y sus problemas. Cambiar por primera vez a animación 3D ó depender de algunos usos de música pop de hoy (un pequeño error) fueron obstáculos pequeños por preservar la integridad de sus personajes, desde las desilusiones de Charlie Brown y la sabiduría de Linus hasta los enojos de Lucy y los cariños de Sally. Y su uso de comedia imaginativa no tiene barreras, con pantomima digna de Chuck Jones y una combinación brillante de formas de animación en los momentos que Charlie Brown trata de impresionar a una niña y a sus amigos con sus valientes pero ingenuas hazañas, y en las que Snoopy se la pasa imaginando una guerra entre él y su enemigo ficticio, el Barón Rojo. Se juntan todos estos aspectos y Peanuts cierra su círculo temático con una verdad que define su universo: a veces la gran aventura de nuestras vidas no se encuentra en un mundo distante ó una dimensión desconocida, sino en los patios de nuestras casas y entre las multitudes de aquellos que llamamos amigos. ¿Cómo no pueden los niños responder a esto y los adultos recordarlo?

Los populares monólogos teológicos de Linus son, tristemente, ausentes en Peanuts, aunque Charlie Brown parece hacer una breve oración al final que produce resultados positivos. Se debe evitar el constante error de depender una adaptación fílmica de su origen solamente sin dejar que funcione por sí sola; el origen deberá funcionar solo en términos de referencias. Pero con ó sin peanuts-trailer-5los monólogos de Linus, el valor de sacrificar orgullo y gloria terrenal por el bien del amigo es muy franco. Charlie Brown deja a lado una oportunidad de lucirse frente a sus amigos por rescatar a su hermana de humillación total. Vuelve a dejar otra oportunidad cuando desea ser honesto acerca de un logro inmerecido. Dichos momentos triunfan en afrentar el humanismo que alaba el poder del ser humano a todo precio. Charlie Brown lo contraataca con su humanidad imperfecta y su falta de seguridad física y emocional, y eso es precisamente lo que lo hace humano y, por lo tanto, simpatizante. Puede que Charlie Brown nunca pueda hacer volar el papalote ó patear la pelota de fútbol americano. Puede que la chica pelirroja no esté siempre de su lado ó que Snoopy le siga ignorando en sus momentos difíciles. Pero es Charlie Brown: nobleza encarnada con una cabeza calva; una imperfección que, a la larga, siempre hace la diferencia, evidenciada por una línea torcida en una superficie amarilla que su camisa demuestra. Siempre será amado por eso, él y cualquier personaje y evento que se le encuentra en su trayectoria.

Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La película es un encanto inocente. No tiene mucho que presumir y esa no fue su intención. Es una comedia formada por una serie de momentos naturales de niños pensando como adultos y un perro pensando como héroe. Es graciosa y reconfortante, una palabra fácilmente confundida por la otra. ¿De qué se le puede culpar?

Hiciste una buena película, Charlie Brown.

Anuncios

Un comentario en “Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La película

  1. Pingback: Las Mejores Películas del 2015 | Verdad & Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s