Everest

Película: Everest
Calificación: 3 de 5

Dos expediciones de escaladores (intrépidos o ingenuos, solo el tiempo dirá) se enfrentan la furia de la montaña mas grande del mundo. El resultado es Everest, la historia verdadera de esta batalla presentada en IMAX 3D, PLF 3D, Real-D 3D y en 2D convencional. Si la mezcla de drama, aventura, terror, suspenso y documental pareció algo caótica, sus logros técnicos en efectos visuales no lo fueron. Y con este hecho se balancea la experiencia.

En 1996, dos grupos de escaladores liderados por Rob Hall (Jason Clarke, Terminator: Génesis) y Scott Fisher (Jake Gyllenhaal, Primicia Mortal) buscan sobrepasar expectativas al escalar la montaña Everest bajo la compañías turísticas Adventure Consultants y Mountain Madness. Los grupos incluyen escaladores como un doctor (Josh Brolin, Sin Lugar Para Débiles), un maestro (John Hawkes, Invierno Profundo), y una empresaria famosa por escalar las siete montañas mas grandes del mundo (Naoko Mori, Topsy-Turvy). Sus experiencias, fuerzas y creencias son puestas a la prueba cuando enfrentan el poder de la montaña junto con una inesperada tormenta de nieve.

Para una historia como la de Everest, la experiencia precede la trama. Esto fue prioridad para el director islándico Baltasar Kormakur (Armados y Peligrosos), quien da prioridad al éxtasis visual sobre la relevancia de los acontecimientos. Capaz y esa fue la intención: evitar presentar algún objetivo emocional o resolución temático y solo enfocarse en presentar los hechos tal y como fueron sin distorsión alguna. Tiene las marcas de un documental sin que lo fuera necesariamente. Las actuaciones son finas sin decir rígidas, en particular la de Jason Clarke, cuyo estado como actor protagonista ha crecido últimamente al igual que su determinación en cada uno de sus roles. Pero su presencia fue suficiente. La presencia de otros actores de perfil internacional (que hasta incluyen a Keira Knightley, Emily Watson y Sam Worthington) distraen fácilmente a los personajes que encarnan; es difícil ver a gente sufriendo en el frío cuando ellos mismos son actores reconocidos haciendo un buen trabajo. Pero la intención esta ahí, y Everest se mantiene vibrante gracias a los efectos, siendo éstos mínimos y que levemente se mezclan con las locaciones de rodaje que incluyen Nepal, Italia e Inglaterra. Aunque la trama parezca informativa acerca de los métodos y peligros de escalar la montaña, la delicia de su fotografía es tentativa como para probar la experiencia… o huir de ella. Historia conflictiva. Experiencia agradable.

Como la mayor parte de películas de desastres naturales, la lucha constante del ser humano en permanecer vivo contra toda probabilidad es parte de la temática de Everest. Evitando mencionar a Dios o algún concepto transcendente, los escaladores se conforman no solo con sobrevivir sino apreciar la ardua experiencia solo por sentirla. Lo platican en una escena meditativa los escaladores, donde sus sentimientos son la base y no alguna otra convicción. Juntos comparten un ritual budista antes de escalar aunque por razones de cultura mas que creencia propia. Y la escalada es la mejor evidencia que el hombre, aunque quiera apreciar la belleza de la creación sin afirmar al Creador, sigue queriendo dominar la indomable naturaleza sin lección aparente. Y las consecuencias son catastróficas o, si exitosas, aún insatisfactorias últimamente (eso explica uno de los personajes que ya había escalado siete montañas sin estar plenamente conforme). Compadecerse de los personajes, y de las víctimas de la vida real, involucrándose en esas dos esferas conforma el placer de la experiencia. La montaña Everest es el testigo de la gloria de Dios, y aunque el mundo no quiera darle crédito a Él sino se conforma con su belleza terrenal y su guerra contra ella, nosotros nos uniremos como testigos. Estamos al lado de la montaña, y la montaña al lado de Dios. La experiencia entonces lo vale.

Everest es placentera. A veces agudísima con un poco de meditación y placer visual. Los que quieran verle más tienen una ardua tarea. Y lo vale… a medias.

Trailer en inglés subtitulado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s