Los 4 Fantásticos

Película: Los 4 Fantásticos
Calificación: 1.5 de 5

Ni el título pudo salvarlos. Un mal rumbo de historia, falta de caracterización y una gran ausencia de diversión en lo más sencillo fueron síntomas que imperaron en Los 4 Fantásticos. Y más que decepción se mantiene la lástima, siendo ésta la tercera vez que los cuatro superhéroes de Marvel se lanzan a la pantalla gigante sin triunfo alguno.
En Los 4 Fantásticos, Reed Richards (Miles Teller, Whiplash: Música y Obsesión) está convencido que ha creado el primer teletransportador del mundo junto con su amigo Ben Grimm (Jamie Bell, Las Aventuras de Tintín). Cuando el científico Franklin Storm lo convence a continuar el experimento junto con sus hijos Sue Storm (Kate Mara, Trascender) y Johnny Storm (Estación Fruitvale), Reed y los demás se encuentran con poderes de una dimensión desconocida que probará sus creencias, lealtad y futuro. Junto a ellos se les une Victor von Doom (Toby Kebell, Caballo de Guerra) quien tiene planes ambiciosos para él mismo.

Los síntomas anteriormente redactados no se mantenían sin anticipación. La base de esto se refiere a la supuesta despedida del director Josh Trank (Sin Límites) a finales del rodaje por dos razones: su falta de responsabilidad durante en rodaje, y la disatisfacción de los directivos de Marvel de su visión a principios del año presente, esto que hasta mandaron a re-filmar varias secciones de la cinta. En medio de todo este desorden, Los 4 Fantásticos simplemente no se decide que ser. ¿Acción? De cero a nada. ¿Comedia? Chistes inexistentes. ¿Drama? Inconmovible. ¿Historia? Escena tras escena, línea tras línea, situación tras situación, y todo culmina bajo un clímax que equivalen a cinco minutos de pelea sin tener a quien aplaudir. Y si uno aplaude lo hace por lástima mas que simpatía. Los actores protagonistas, sin embargo, encarnan sus roles con la mayor dedicación posible, generando una química que funciona a pesar de las barreras de sus personajes. Sus miradas son mas creíbles que sus palabras, sobrepasando el predominante aburrimiento de la fría trama tan solo un poquito. El deseo de ser oscuro, relevante y serio, quizás para distinguirse de las olvidables adaptaciones del 2005 y 2007, fue un grave descuido, éste encarnado por el villano Dr. Doom. Cero de carisma y simpatía, Dr. Doom hará su trabajo en espantar a los pequeños niños y confundirlos bajo la etiqueta Marvel por su descarada violencia que cae al borde de lo gráfico. Siendo cuatro protagonistas, es sorprendente que Ben Grimm (La Cosa) haya sido el personaje mas real y multidimensional, posiblemente porque fue el que sufrió mas daño sin merecerlo. La visión de la película fue bien intencionada (en el aspecto de su meta en originalidad), creíble hasta un grado, pero últimamente carente de cualquier emoción posible.

Como en sus adaptaciones pasadas, Los 4 Fantásticos se distingue por el asombro, obsesión, y descuido del obtener poder supernatural, especialmente cuando sucede por accidente. Reed, en el nombre de la ciencia, busca empujar los límites del conocimiento humano tan solo un poco, arriesgando las vidas y saludos de sus supuestos amigos. En vez de enfrentar la situación con determinación y valentía, huye cobardemente sin una creíble resolución. Johnny y Sue responden apáticamente (víctimas de un guión con demasiados escritores y poco sentido común) y Ben, después de desahogar sus penas y dolores, se uno al grupo por falta de remedio. Von Doom es el único que expresa enojo genuino en forma de su gran sueño cumplido de jugar a Dios, aunque su personaje es solamente un conjunto de diez mil clichés. Reed y Von Doom son los dos lados de la misma moneda y la película nunca le presta atención a esta dinámica. La historia tiene todas las marcas de una cinta de terror con temática existencialista peleando contra el altruismo. En vez de eso, el resultado es un licuado de ideas con un poco Marvel bajo la máscara de Batman Inicia. ¿Porqué resulta complicado hacer una película de un grupo de superhéroes juntándose como uno en lucha contra un gran mal? ¿Y esto con determinación y heroísmo común sin disminuir su humanidad? X-Men no tuvo problema con eso, ¿porqué lo tendrían ellos? Se podrá resumir entonces el ciclo temático de Los 4 Fantásticos en unas breves palabras: cuidado con tus amigos locos porque pagarás por ello y quizás no te vaya a gustar pero todo estará bien si no la pienses demasiado. No suena tan mal cuando lo conviertes en meta.

Una fantástica decepción, Los 4 Fantásticos continuará la racha cinematográfica de pobres adaptaciones. Y sin el famoso cameo de Stan Lee (oops… spolier), la garantía de desazón cinemático es mas que sólida.

Trailer en inglés con subtítulos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s