Misión Imposible: Nación Secreta

Película: Misión Imposible: Nación Secreta
Calificación: 3.5 de 5

Misión Imposible: Nación Secreta cumple con sus expectativas: secuencias de acción sensacionales, adrenalina marcada por un moderado uso de suspenso, y un invencible Tom Cruise.  Con cuatro películas anteriores siguiendo un patrón idéntico, pedir por más calificaría como inútil.
Misión Imposible: Nación Secreta marca el regreso de Ethan Hunt (Tom Cruise), junto con el equipo de agentes de la FMI: Fuerza Misión Imposible. Juntos, ante la posible disolución del FMI a manos del director de la CIA (Alec Baldwin, Los Infiltrados), deben buscar al líder de una organización terrorista conocida como el Sindicato antes de que sea demasiado tarde.

Christopher McQuarrie (Jack Reacher) dirige Nación Secreta, la quinta cinta de la exitosa serie, con gran determinación, en particular con su escenas de acción del cual ya tenía experiencia previa. Ese es el ¨imán¨ que ha mantenido a Misión Imposible mas allá del borde de la popularidad: su coreografía realista de escenas de acción. Lo más ingenioso que las entregas subsecuentes puedan lograr es enfatizar ese mismo factor, comenzando con la escena clásica de la primera película que presenta a Cruise sostenido por una cuerda, continuando con la cuarta con Cruise saltando de un edificio a otro, y llegando con ésta última con Cruise en una bóveda bajo agua y sosteniéndose en la puerta exterior de un avión en movimiento. Es divertido, intrépido y se mantiene en la mente del espectador la mayor parte del tiempo, durante y después de la película. Es lo superior que Nación Secreta puede demostrar. La historia es conformada por segmentos reciclados de sus películas pasadas, modificando el suspenso lo mas que puede tratando de no caer en repetición vana. Sin intención manifestada, Misión Imposible llega a aparentar ser la serie de televisión que una vez fue: momentos episódicos aceptando sus fórmulas que navegan por el aura de diversión accionera repetidamente exteriorizada. Hasta ahora la serie no se siente muy rutinaria o aburrida, pero tampoco se siente innovadora- el don más apreciado del género de acción, y el menos evidente ahora en día.

Nación Secreta, como muchos otros ejemplos en el género, no teme en mezclar figuras del terrorismo con miembros políticos. Hunt, Benji y el resto del equipo del FMI se lanzan al ataque contra el Sindicato, una red terrorista que derroca gentes y gobiernos para dar paso a otros mayores y mas poderosos. Llámalo realista o pesimista pero no es juicioso detenerse ahí. Tomemos un paso mas y traigamos la infame frase latina a meditación: Quis custodiet ipsos custodes? En otras palabras: ¿quién vigila a los vigilantes? La CIA busca desmantelar a la FMI por su inhabilidad en mantener orden. La FMI busca detener al Sindicato por su inhabilidad en mantener orden. El Sindicato busca destruir a gobiernos y sus gentes por su inhabilidad en mantener orden. Dentro del patrón sin final figuran Hunt y el líder del sindicato Solomon Lane (fríamente encarnado por Sean Harris, de Prometeo) en dos extremos, los dos basando sus acciones en sus instintos relativos, y siendo ellos mismos su propio juez. Siendo ésta una película de acción, leer intenciones mas allá del lenguaje visual y su intención de historia es criminal; los espías secretos buscan derrotar a terroristas malos, sufriendo infiltración y amenazas pero peleando hasta el final por el bien mayor. Punto. Y no hay nada malo con esto. La breve interrogación brota a partir de los predicamentos que los personajes mismos confrontan sin poder resolver enteramente. Creo que el mejor tipo de éxito que una serie cinematográfica pueda tener es un sentido de progreso; que cada capítulo sea una pieza mayor a la previa en historia y temática, eventualmente culminando con un espectáculo de drama, emoción y adrenalina (pienso en la trilogía de Jason Bourne como ejemplo, aunque ésta es conscientemente mas oscura que esta serie). Pero Misión Imposible no alucina con ser superior de lo que levemente demuestra en sus temáticas. Esto ó el veredicto es, al final de cuentas, una simple cuestión de gustos. Esta debatible.

Para fans del género y la serie, Misión Imposible: Nación Secreta es un festín de balas, peleas y explosiones. Para los demás, es Tom Cruise corriendo y saltando con una pistola.  Dos lados placenteros con sus pros y contras. Escoge la que mas te parezca.

Trailer en inglés con subtítulos en español

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s