5 Razones Para No Ver 50 Sombras De Grey (Y Varias Razones Para Ver Mejores Películas Románticas)

Es cada vez mas claro el hecho que vivimos en una era con convicciones erróneas, conflictivas y degradantes. ¿De que otra forma puede un libro acerca de una muchacha que se somete por contrato ante un joven millonario para que la use como juguete sexual amasar tanto éxito? Este es el caso de 50 Sombras de Grey, cuya adaptación cinemática será estrenada mundialmente este próximo viernes.

La cinta es dirigida por Samantha Taylor Johnson (Nowhere Boy), su segunda cinta como directora, y es protagonizada por Dakota Johnson (Comando Especial) y Jamie Dornan (Once Upon A Time). La historia gira alrededor de Anastasia Steele, una joven universitaria quien, al entrevistar al empresario millonario Christian Grey, cae en una atracción profunda con él y quién la llevará a todo rincón de sus deseos que nunca hubiera imaginado.

El inminente éxito taquillero de 50 Sombras de Grey es entendible. No es un secreto el reconocer que las películas románticas han atravesado tantas alteraciones a través de los años, posiblemente mas que cualquier otro género. Le costaba a Chaplin una sonrisa y a Pedro Infante una canción para enamorar a una doncella. A Woody Allen le costaba debates filosóficos para mínimo explorar la misma noción. Las inocentes batallas verbales entre Tom Hanks y Meg Ryan eran solo eso: verbales y no físicas, precedidas por una humilde reconciliación. Con Judd Apatow, las películas decayeron al uso de sexo como juego sin compromiso, dando por perdido la idea del matrimonio. Ahora con 50 Sombras, parece ser que la justificación en mostrar lo que es claramente pornografía es consecuencia de la pérdida del verdadero significado del sexo: unión física e íntima de amor dentro del matrimonio. Minimizas o destruyes la idea del matrimonio, y buscarás justificar tus deseos sexuales mediante otros medios sin importar que tan bruscos o extremos. El cine es clara evidencia de este transcurso.

Con mucho gusto uno mi voz con millares de otros en protesta ante esta película, presentando cinco claras razones en el proceso.

50 Sombras de Grey

1- Promueve el sexo violento, egoísta, y autosuficiente, centrado en el placer egocéntrico del hombre y no en el sexo honroso designado para el matrimonio.

El sexo es un factor importante, no el núcleo o propósito, del matrimonio designado por Dios (Génesis 2:24; Mateo 19:5; Marcos 10:7,8; 1 Corintios 6:16; Efesios 5:31). Cuando se vuelve en el núcleo, los deseos tanto del hombre como el de la mujer se extinguirán; ante esto buscarán cualquier otro pretexto o manera para usar el sexo como lo deseen. El hombre justificará su violencia, sus manipulaciones y sus maneras en conseguir el sexo que él desee, mientras que la mujer se someterá a cualquier abuso del hombre con tal que ella alcanze un grado mínimo de placer. El sexo fuera de su propósito termina manipulando emociones, lastimando gente, destruyendo vidas, y creando disatisfacción completa en la pareja.

2- Ignora la brusca realidad de la violencia sexual ante mujeres, presentándola como un placer en vez de una triste desgracia que muchos sufren actualmente.

Millones de mujeres sufren abusos, violaciones, maltratos y actos inconcevibles alrededor del mundo cada año. Es feo, es triste y es trágico, y es nuestro deber como creyentes luchar contra estas desgracias con el Evangelio, fortalecer a los sobrevivientes (quiénes NO son víctimas), y orar por los transgresores. Lo que parecer ser atractivo para Christian Grey es una dura realidad que muchos viven. Y no es nada placentero.

3- Degrada el valor intrínsico de una mujer, creada por Dios como un ser hermoso y único para Su Gloria y no para ser objeto de los deseos pecaminosos del hombre.

Como varones, tanto esposos como solteros, debemos amar, respetar y honrar a las mujeres (1 Pedro 3:7; Efesios 5:25; Colosenses 3:19). Ellas no son objetos o juguetes para nuestros deseos o demandas, sino seres de igual importancia y de gran valor. 50 Sombras presenta a Anastasia como alguien cuya identidad y valor es dependiente de los gustos de Christian. Esto nisiquiera es romántico. El verdadero romance es aquello que respeta y honra la identidad, la unicidad y el valor tanto del hombre como el de la mujer, el uno complementándose con el otro. Ninguno es encima del otro. Los dos son una unión.

4- Presenta un mal ejemplo no solo ante niñas, jóvenes y adultas sino para varones también, justificando los deseos sexuales del varón sin importar que tan violentos o egocéntricos sean, generando así más malas consecuencias que bien.

Es hora que los hombres se levanten y tomen orgullo en ser caballeros honorables que tratan a las mujeres con delicadeza y un amor abnegado y generoso. Esto va en especial para los papás, quienes son la influencia mas grande de sus hijos varones. Las mujeres deben, al igual, rehusar ser manipuladas por hombres con el fin de una corta satisfacción, y apreciar el ejemplo de mujeres que honran al hombre con su conducta y sus palabras sin tener que depender del mismo. Como en el caso de los varones, las madres juegan un rol importante en la vida de sus hijas. Este rol nunca deber ser subestimado.

5- Fortalece el testimonio personal del fiel creyente cuando éste decide NO ver la misma película.

Cuando el cristiano le dice ¨No¨ a 50 Sombras por éstas y/o mas razones, presenta una clara oportunidad para explicar el porqué, así aprovechando el momento para compartir el Evangelio de Cristo. Al igual, éste une sus voces con aquellos que han sufrido y combatido los males que la película alaba, fortaleciendo y hasta uniéndose a sus luchas.

Con toda esta evidencia, no es necesario llegar a un veredicto final hasta después de ver la película. La gente que decide ver 50 Sombras de Grey no decide verla en base a curiosidad infantil o apreciación artística. Lo poco redimible que la cinta tal vez tenga (actuaciones, guión, reflexión sobre la temática, etc.) es osucercido por la inevitable propaganda del núcleo de la trama: un hombre dominando a una mujer sexualmente. El mismo mercadeo de la película (los posters, trailers, etc.) lo confirman.

En medio de todo esto, es muy fácil condenar (en este caso más que justificable) a una película como 50 Sombras; es mas difícil proveer alternativas. Si 50 Sombras de Grey es mala, ¿que películas románticas debería ver uno? ¿Acaso todas las películas románticas que mencionan el sexo son malas? No necesariamente. Por lo general hay dos tipos de películas románticas: 1) las que usan el romance como catalizador al matrimonio eventual, y 2) las que usan el romance para examinar la noción de la misma, con o sin matrimonio. Algunas son cómicas e inocentes mientras otras son honestas y emocionalmente genuinas. Es peligroso minimizar la importancia de estos dos tipos. Las dos son reales porque examinan el deseo intrínsico del amar y ser amado, ésto a traves de dos perspectivas desiguales. Las películas románticas no son para toda persona, así que las próximas recomendaciones dependeran mucho de los gustos personales del mismo espectador.

Las recomendaciones son:

Película: Luces De La Ciudad
Director: Charlie Chaplin
Año: 1931

Luces De La Ciudad es un ejemplo obvio del primer tipo de películas románticas. Ésta usa el lenguaje corporal de Chaplin y de la actriz Virgin Cherrill y las locaciones dispersas y bañadas en blanco y negro para comunicar la extraña suspensión de los sentidos que el enamoramiento suele causar. Y lo hace divertidamente, sin exagerar sus momentos felices y dando lugar a sus momentos tristes. La comedia es impecable y rítmica; es probablemente la gran joya de la ilustre carrera de Chaplin y un buen ejemplo del amor dadivoso.

Película: Sucedió Una Noche
Director: Frank Capra
Año: 1934

Sucedió Una Noche fue la película que innovó el divertido combate verbal entre el hombre y la mujer que definió la comedia romántica extranjera por varias décadas, influenciando en parte al cine latino y mundial de igual manera. Los personajes de Clark Gable y Claudette Colbert son opuestos extremos que comparten un desafortunada viaje por camión que los forzará a reconsiderarse humildemente el uno al otro como posible pareja. Inteligente, alegre, y mas que divertida, sigue siendo muy relevante hoy en día.

Película: Departamento De Solteros
Director: Billy Wilder
Año: 1960

Departamento De Solteros juega la línea delgada entre los dos tipos de películas románticas. La trama gira alrededor de C.C. Baxter, un vendedor de seguros quien usa su apartamento para los placeres secretos de sus jefes… al posible precio de su amiga Miss Kubelik. Mientras que la película hace referencias a éstos placeres secretos, nunca los muestra, sino que los menciona honestamente y presenta sus consecuencias, forzando al protagonista a considerar una caballerosidad genuina. Agridulce, nostálgica y con actuaciones impecables, ha llegado ser mas que solo un clásico.

Película: Manhattan
Director: Woody Allen
Año: 1979

Manhattan es un obvio ejemplo del segundo tipo. En ella, cuatro personas se encuentran en extremas situaciones de amor con sus parejas respectivas, a sorpresa y desesperación de los que los rodean. El guión no esconde sus referencias al sexo aunque nunca los muestra visualmente. El director Woody Allen pareció estar mas interesado en la idea de como no crear un amor longevo que el crear uno, usando el entorno neoyorquino como encarnación de romances deficientes. A comparación de Luces De La Ciudad, el final refuerza la idea de que un amor sin sacrificio no es amor. Es dulce, graciosa, y algo dolorosa. Y viendo el historial de Allen en retrospectiva, esto probablemente explica porque él mismo odió la película.

Película: Cuando Harry Conoció A Sally
Director: Rob Reiner
Año: 1989

Cuando Harry Conoció A Sally marcó el inicio de Nora Ephron como escritora (y mas tarde directora) de varios éxtios de comedias románticas. En ésta, Harry y Sally exploran la noción de mantener una sana amistad sin sexo y sin enamoramiento a través de los años. Contrastando su relación con la de parejas casadas y ancianas, ven que el reto sin excepción alguna es mas difícil de lo que esperaban. Honesta, mas que graciosa, y con diálogo citable, es una comedia madura que sorprendentemente terminó celebrando la idea del matrimonio.

Otras recomendaciones: 500 Días Con Ella (2010), Solo El Cielo Lo Sabe (1955), Tienes Un E-Mail (1998), Vive Como Quieras (1938), Sabrina (1954), La Adorable Revoltosa (1938)       

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s