X-Men: Días del Futuro Pasado y El Gran Hotel Budapest

Película: X-Men: Días del Futuro Pasado 
Calificación: 3.5 de 5 

 

La saga de los X-Men es probablemente la única adaptación cinemática que no sufrido remakes desde que Kevin Feige tomo las riendas de Marvel para Disney en el 2009. X-Men: Días del Futuro Pasado, la séptima entrega de los X-Men contando las entregas de Wolverine, da evidencia de que el Marvel Pre-Disney sigue siendo vital ante toda audiencia en la era Marvel Post-Disney. Consiste en un mash-up de toda película de X-Men hecha hasta ahora, desde la trilogía original hasta la precuela reciente, combinando la historia de Wolverine en el proceso. Esto puede tener dos resultados: o la película de superhéroes mas grande y ambiciosa de tiempos recientes, o una excusa para deshacerse de los pésimos recuerdos causados por X-Men 3: La Batalla Final.

En Días del Futuro Pasado, los X-Men se encuentran en guerra abierta con los Centinelas, robots aprobados por el gobierno para que cacen a todo mutante. Después de varios intentos fallidos de destruirlos, deciden que la única manera de acabar con la guerra es evitar la creación de los Centinelas desde un principio. Gracias a los poderes de un mutante, logran enviar a Logan al pasado donde tendrá que convencer a un joven Xavier y a un joven Magneto a unirse y combatir a Bolivar Trask (Peter Dinklage, Game of Thrones), el creador de los Centinelas, antes de que sea demasiado tarde.

La cinta es dirigida nuevamente por Bryan Singer (X-Men, X2, Sospechosos Comunes), quien muestra familiaridad con la saga al incorporar casi todo mutante de las películas pasadas en una misma historia. Además, su sensibilidad a la trama es mostrada por la seriedad con la que toma los conflictos de cada personaje, convirtiendo en amigos a enemigos y en odio a amistad. Como cualquier película que lidia con el viaje a través del tiempo, es posible que la película confunda más de lo que sorprende. Mezclar las líneas de tiempo de seis películas en uno es una tarea complicada, pero aunque el esfuerzo del guionista en traer coherencia a la trama no haya dado un resultado perfecto, si fue suficiente. En algunos aspectos, por lo menos. Las tácticas de pelea fueron sorprendentemente mas extravagantes y coordinadas que en cintas pasadas, en especial las del nuevo mutante Quicksilver. Además, Peter Dinklage se roba toda escena con su sublime actuación en su rol como villano, haciéndolo ver mas como un visionario que como un destructor.

No es sorpresa para muchos que los X-Men han sido usados como peones en la agenda homosexual para promover la tolerancia, poniendo el argumento genético como evidencia irrefutable. Pero en realidad, el éxito de la verdadera representación de los X-Men abarca mas que un grupo demográfico. Abarca a minorías desde grupos étnicos hasta grupos religiosos, inclusive incluyendo a creyentes hasta un grado sin importar cuanto argumenta la cultura moderna sobre lo opuesto. Además, si el propósito de X-Men es promover la tolerancia a través de evolución, donde toda especie es igual y solo sobreviven los fuertes, ¿porque apoyar a Xavier? Mejor apoyar a Magneto y sus mutantes, quienes promueven ideas Darwinistas donde solo el fuerte prevalece. No, el verdadero dilema de Días del Futuro Pasado es aquel de promover paz en medio de gente que ama la guerra. ¿Que tipo de paz es aquella que perdura? ¿Porque es el hombre atraído por la guerra?

¿De dónde surgen las guerras y los conflictos entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que luchan dentro de ustedes mismos? Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden. Y cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones. ¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios.
 Santiago 4:1-4

Xavier proclama el amor al prójimo y esperar a que dicho amor lo cambie todo. Magneto proclama guerra total contra el hombre inferior y declara al mutante como la nueva etapa en la evolución. Ninguno de ellos puede detener la guerra. Es solo cuando Xavier reconoce su propia inseguridad e imperfección que él puede ayudar a otros humildemente, mientras Magneto va de odiar al enemigo a convertirse en el enemigo. Todo el tiempo solo puede reconocer la nobleza de Xavier. 

Hay mucho en que meditar en cuanto X-Men: Días de Futuro Pasado que tan solo en simples estereotipos. Tal vez no alcanzó la seriedad y coherencia que X-Men: Primera Generación obtuvo, pero se acerca. Por lo menos es lo mejor de Marvel que se ha estrenado este año.

Película: El Gran Hotel Budapest 
Calificación: 5 de 5 

 El universo del director Wes Anderson es uno al que cualquier espectador desearía dar por lo menos una breve visita sea apasionado de las obras de Anderson o indiferente a ellas. ¿Y porque culparlos? Ese universo consiste de colores de arco iris plasmados sobre todo personaje y paisaje posible, abarcando texturas y toda saturación posible en el espectro de colores. Funciona con una cámara que funge mas como un pincel que como ojo, donde el guión es mas como un cuento que una redacción. Todo personaje que habita en ese mundo es tan definido como los colores que le rodean, sin dejar que sus emociones o problemas sean vuelvan plásticas. El Gran Hotel Budapest, la octava película del prolífico cineasta, sigue las normas que su mismo creador ya estableció en obras pasadas. Para algunos repetición equivale a desdén. Para otros repetición genuina equivale a maravilla. Éste último es el caso en esta ocasión.

La trama se ubica en 1968 en el país europeo ficticio de Zubrawka donde Zero Moustafa, (F. Murray Abraham, Amadeus) el dueño del hotel el Gran Hotel Budapest, le cuenta la historia al Autor (Jude Law, Sherlock Holmes) acerca de los días antiguos de gloria de dicho hotel en 1932, y su relación de amistad con el conserje perfeccionista, Monsieur Gustave H (Ralph Fiennes, Harry Potter). Dentro de esa amistad se desarrolla un misterioso asesinato del cual muchos creen Gustave H. es responsable.

Como toda película de Anderson, El Gran Hotel Budapest es un deleite visual. Me refiero en especial a los detalles mínimos de cada personaje de cada escena: vestuario, maquillaje, diseño de producción, etc. que depende no de efectos especiales creados por una computadora sino efectos simples brindados por maquetas y pinturas. Eso le brinda un aura de temporalidad que evoca el cine clásico de Hollywood, haciendo que resalte sobre la típica comedia moderna. Todo esto se debe a que Anderson pudo trabajar con un presupuesto suficientemente grande que proyecta su imaginación sin destilación alguna, algo que no ha podido hacer completamente desde La Vida Acuática de Steve Zissou, en el 2004. La repetición de su panorama visual, sin embargo, no fue la única. La temática que lidia con la búsqueda de conexiones es presentada aún mas vívida que antes. El deseo de amar y ser amado, algo que el personaje de Gustave H. busca sin cesar, es uno que sobrepasa el deseo de poder y control. No lo encuentra ni en el sexo fuera del matrimonio, ni en el dinero, ni en el poder. Solamente en el amor sacrificial que un amigo le brinda el cual, a pesar de tener al mundo en su contra, le trae satisfacción y paz.

El Gran Hotel Budapest es una comedia madura y un verdadero deleite. Original, atrevida y dulce. Esperaremos con ansias el siguiente éxito de Wes Anderson. 

NOTA: Esta película contiene escenas breves con contenido gráfico sexual (como cinco segundos en total). Además tiene un uso moderado de lenguaje inapropiado. No apta para menores de 16. Véanla bajo sus propios límites y bajo su propia conciencia en Cristo.

Anuncios

Un comentario en “X-Men: Días del Futuro Pasado y El Gran Hotel Budapest

  1. Pingback: Las 10 Mejores Películas del 2014 | Verdad & Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s