El Dilema del Cine Cristiano: Parte 2

Entonces si el creyente no puede hacer sermones narrativos para todo el público con el fin de evangelizar, ¿qué debe hacer respecto al cine? ¿Solamente puede contar relatos de la Biblia y otros relatos basados en historias verdaderas? Y si eso es solo lo que puede hacer, ¿qué tanto tiene que apegarse al relato verdadero para que pueda ser considerada como una obra evangélica?

De una vez lo digo: todas las preguntas que acabo de hacer son las incorrectas. Crear cine no es una cuestión de agradar a los hombres y basar la creatividad de uno en la opinión de muchos. Crear cine, como crear cualquier arte o forma de arte, sale de dos hechos: 1) Crear porque, siendo creados en la Imagen del Dios-Creador (Elohim), uno tiene tanto la habilidad como el deseo de crear; de tomar materia, modificarla y darle un propósito estético, como Nuestro Señor lo hizo en el libro de Génesis (¨Y lo llamo bueno¨); y 2) Crear para alabar y glorificar a Dios, reconociendo Su Rol como el Gran Creador y Su Rol como el Salvador y Redentor en nuestras vidas. Todo arte del ser humano sale del primer punto y debe salir, con buena conciencia y determinación, del segundo punto a partir de los creyentes. El cine como lo definí anteriormente (Imágenes, Sonido e Historia) es un gran ejemplo de lo que el creyente puede llegar a crear.

Creo que el punto mas difícil para un cristiano al hacer películas es la historia. Digo que es el mas difícil porque el creyente recibe presión de su iglesia, familia y  de cualquier otro círculo de creyentes que demandan un tema evangélico en la trama.
-Si no mencionas a Cristo, tu película no sirve.-
-Un artista debe predicar en su obra; si no, su obra será un desperdicio.-
-La Gran Misión debe ser cumplida con tu película; si no lo haces, dudo si eres salvo.-
Tales afirmaciones no pueden ser más erróneas. Toda historia, cada parábola de Cristo, funciona para ser un reflejo del Evangelio. Un pedazo del Gran Rompecabezas. Un fragmento de la Realidad que tenemos en Cristo. Una historia acerca del amor de un padre a su hijo es un reflejo del amor que el verdadero Padre tiene por Su Hijo. Una historia acerca de la destrucción del mundo es un reflejo del hecho que este mundo llegará a su fin. Una historia de un hombre amando a una mujer es un reflejo del amor de un esposo a su esposa detallada en el Libro de los Cantares, o por otro ejemplo, el amor que Cristo demostró a Su Iglesia. Toda historia que sale de la mente de un creyente que reconoce el propósito del arte y de una historia hace más para la Gloria del Señor que un creyente que confía en aparatos modernos para proclamar la mitad del evangelio y confiar en la alabanza de hombres y en resultados superficiales.

Entonces ¿que hacemos con aquellas películas exitosas en grupos cristianos? ¿Debemos condenarlas y cambiar de perspectiva radicalmente? El hecho aquí no es condenar un tipo de cine y alabar a otro tipo. Estoy convencido que gracias al éxito de las películas de Sherwood Pictures (A Prueba de Fuego, Reto de Valientes), gente a podido conocer al evangelio… aún cuando sea un grupo diminuto. Hay muchísimos cristianos que disfrutan ver este tipo de películas. No hay evidencia en la Palabra que alguien que desea ver o crear alguna forma de arte solamente para impulsar el evangelio será condenado o creará un falso testimonio. Para nada. Sin embargo, mucho se pierde y mucho se arriesga cuando esa razón sea la única. Uno puede ver otros ejemplos exitosos de cine con material espiritual que no fueron evangélicos o con prédicas narrativas y aún así pudieron contar historias excepcionales con gran talento. Recuerden Carruajes de Fuego, La Misión, Lutero y Libertad entre otros. ¡Y ni fueron hechos por cristianos! El usar el cine como herramienta para predicar la palabra ha resultado mas exitoso en documentales, vídeos de sermones, material para misiones, etc. Ejemplos como éstos son los vídeos de Desiring God del ministerio de John Piper, los vídeos de I Am Second,  y muchos más. Funcionan porque no buscan usar la ilusión de la realidad de un cuento o relato ficticio para proclamar la Verdad. Glorifican al Señor usando esta forma de arte para avanzar el Reino del Señor en la Tierra sin usar historias o cuentos como el cine lo ha hecho desde hace 100 años.

Hace falta creyentes involucrados en el cine. No solamente en observar y redargüir lo que sale del cine sino en crear historias que cautiven al espectador incrédulo, fortalezcan al creyente y alaben al Señor. Y no, no es por falta de recursos o por persecución de cristianos en Hollywood. Es por falta de una sana teología en cuanto a la naturaleza del arte y del cine. Si no es por eso, entonces toda la comunidad cristiana se seguirá quejando de las películas antibíblicas que salen de Hollywood sin hacer algo al respecto.

Anuncios

Un comentario en “El Dilema del Cine Cristiano: Parte 2

  1. Pingback: Noche de Mamás y Los Vírgenes; Comedias No Cristianas de Cristianos | Verdad & Cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s