El Dios de Breaking Bad: Parte 3

¨La química es el estudio de la materia, pero yo prefiero verlo como el estudio del cambio¨. 


Éstas son las palabras de Walter White ante una de sus clases como maestro de la preparatoria en el primer episodio de la serie. Justamente dos años después, se encuentra solo en un restaurante observando su frío desayuno en silencio mortal. Sin familia. Sin amigos. Con todo el país buscándolo. Con todo el dinero del mundo en su carro. Mientras contempla en su deseo de vengarse contra aquellos que lo traicionaron, Walter medita en la trayectoria de simples deseos vanidosos que lo llevaron por esta senda de sangre y gloria.

En la quinta y última temporada de Breaking Bad,  Gus ha muerto. Por lo tanto, Walter toma riendas del mercado y continúa produciendo metanfetamina, incrementando su poder cuando su droga es exportada a  nivel mundial. A fuerzas convence a Jesse y a Mike Ehrmantraut, el ex-guardespaldas de Gus, a que se le unan a él. Al igual, juntándose con Todd, un joven cuyo tío es líder de un grupo de neonazis, Walter comanda el asesinato de todos aquellos que una vez fueron hombres de confianza tanto de Gus como de Mike. Los ingresos de producción y ventas superan los millones de millones mientras el poder de Walter es incomparable inclusive entre los carteles mas poderosos del mundo. Y en todo este tiempo, aquellos cuya moralidad cuestionábamos desde el principio, como Jesse, Mike y Saul, el abogado de Walter, se preguntan: ¿qué tanta maldad se puede tolerar en un hombre? Y si se preguntan eso, ¿porque tolerar un grado de maldad desde un principio? Las acciones de Walter hacen que sus mismos colaboradores cuestionen tanto sus propios motivos como sus ideologías.

Jesse finalmente decide irse del juego por su conciencia conflictiva, y Walter recluta a Todd para que le ayude. Cuando Walter llega a ganar 80 millones de dólares, Skyler finalmente lo confronta con sus motivos: ¿cuánto dinero será lo suficiente? A partir de eso Walter deja el negocio, no porque Skyler lo haya convencido necesariamente, sino porque puede hacerlo. La moralidad de Skyler tampoco deber ser pasado por alto. La muerte accidental de su ex-jefe y amor secreto Ted Beneke a sus manos, el apoderarse de un lavado de autos ilegalmente, el mantener el engaño de sus ingresos y motivos respectivos sobre toda la familia… Skyler no es una víctima. Es una cómplice. El reflejo de su propio esposo, solo que con una máscara mas sofisticada. Y justo cuando ellos enterrar todos sus secretos, evitar todas las consecuencias y disfrutar de todos sus placeres, un pequeño detalle desatará un infierno sobre ellos: Hank descubre la verdad de su cuñado.

El deseo de justicia, el castigo de todo mal, y la búsqueda de redención completa son algunos factores que mueven cada personaje de Breaking Bad en este final. Éstos tres componentes cruzan en un punto clave de la historia de Walter White. Se trata del episodio Ozymandias, donde la verdad es descubierta por la familia entera y el mundo después de la muerte de Hank a manos del tío de Todd. Walter llega a escapar solo después de que su esposa casi lo acuchilla y su hijo lo golpea sacándolo de la casa. Aplaudo al creador de esta serie por mostrar la destrucción de la familia como una tragedia de la sociedad moderna y no como un triunfo inevitable, como otras series o películas lo muestran constantemente (la serie Mad Men es un claro ejemplo). Otro gran ejemplo se encuentra en Felina, el episodio final de la serie. En esta, Jesse se encuentra encadenado cocinando metanfetamina para Todd y su familia de neonazis. Ha perdido su novia, familia, amigos, dinero, honor… todo. No sabemos si es un sueño o solo su imaginación, pero de repente lo vemos a él en una cochera bañada en luz brillante con música algo celestial, creando una caja de madera… un hecho de su pasado que una vez confirmó en su tiempo con el grupo de superación personal. En mi opinión, ésta es una de las escenas mas cautivantes de toda la serie. Un hombre reconociendo su maldad, que ha perdido todo, y su momento mas serene es siendo un carpintero en un espacio etéreo. No creo que fue la intención de los escritores hacer de Jesse una figura mesiánica, pero si llego a creer que quisieron usarlo a él como una imagen de redención. De una nueva vida, limpia de toda maldad. Cuando Walter finalmente lo libra en su batalla final, lo único que puede hacer ante Walter es reconocer su maldad, rehusar emularla cuando tiene la oportunidad, y simplemente alejarse de ella.

¿Y Walter White? Finalmente, después de que regresa a su familia en secreto después de un año, le revela su razón verdadera a Skyler por haber hecho lo que hizo: me gustaba. Era bueno en eso. Nada del bienestar de la familia. Nada de pensar en el honor de los demás. Él mismo era su propia razón. Y en sus últimos momentos de vida, mientras sufre de las heridas de bala que el mismo se infligió sin intención, lo único que puede hacer es tocar la maquinaria con la cual hacía si droga en completo silencio. Y caer. He aquí, el hombre…

Parte del éxito de Breaking Bad es el hecho que las intenciones de sus personajes son, a primera vista, ambiguas. Es solamente poco a poco que nos adentramos más al núcleo de sus seres y nos espantamos al ver lo que encontramos, al mismo tiempo que nos asombramos por lo que ellos desean alcanzar. Walter crea todo tipo de mal bajo la máscara de las buenas intenciones. Jesse acepta todo mal mientras busca la manera de balancearlo con su propio bien. Skyler acepta las consecuencias de su esposo siempre y cuando funcionen a su favor. Solamente me puedo preguntar: ¿cómo puede llegar uno a afirmar tanta maldad en el hombre, tanto anhelo de redención, tanto deseo de propósito y valor… y al mismo tiempo negar la Salvación que solamente Cristo ofrece? Lo digo mas con perplejo que como crítica. Después de todo, una historia contada por gente que no conoce a Cristo sirve no como una muestra de un mensaje moral sino como evidencia de lo que el hombre realmente es: una imagen de Dios, creado por Él y para Él, caído en pecado y desgracia, deseando la gloria temporal del mundo, secretamente anhelando por propósito y redención, y enfrentando la Pregunta de Preguntas: ¿Continúo en mi maldad y en mi vana búsqueda de placer material, ó me entrego a Cristo, restablezco mi relación con Él y me conformo con un fragmento de Su Gloria Eterna?

Breaking Bad es un éxito. Una increíble historia contada sin reservaciones acerca del hombre y de su bestia interior. Brillante cinematografía, actuaciones enigmáticas, dirección guiada y moderada, una trama profunda y simbólica y personajes realmente inolvidables- espejos de nosotros mismos. No sé que tanto más puedo recomendar esta serie.

NOTA: La serie incluye varios momentos de escenas violentas gráficas, aunque la mayoría son breves y fuera de pantalla. Contiene algunas escenas breves sexuales, la mayor parte de la primera temporada. Las groserías son algo persistentes con algunos personajes, no con todos. Véanla bajo su propio riesgo y bajo los límites de su conciencia en Cristo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s