Crítica de Iron Man 3

Película: Iron Man 3
Calificación: 1.5 de 5

Este mes marca el comienzo oficial de los estrenos de cine más esperados del año. Para eso es el verano después de todo. ¿Y qué mejor manera para comenzar que con una decepción de película como Iron Man 3? Al decir que decepcionó, estoy siendo cortés.

Iron Man 3 marca la tercera entrega que concluye la trilogía de Iron Man (suena redundante, ¿no? A Hollywood le encanta jugar con números. ¿Quién sabe? Puede que dejen a Iron Man en paz cuando lleguen a la 6ta). En la primera película de esta saga del superhéroe egoísta y carismático Iron Man, conocemos a Tony Stark, un genio inventor billonario quién, después de escapar tras ser capturado por terroristas, reconsidera sus motivos y su propósito al crear un tipo de alter ego llamado Iron Man quien, como buen super héroe, protege a la gente que supuestamente ama, de vez en cuando cumpliendo con algunos dilemas políticos. Buen comienzo. En la segunda película, mientras sigue combatiendo con su afligida personalidad dual, Stark se enfrenta con amenazas de su pasado mientras trata de evitar que el gobierno confisque su traje. Ok. Y ahora, después de rescatar al mundo de alienígenas mitológicas en Los Vengadores, sufre de ataques de ansiedad mientras un supuesto terrorista, conocido como el Mandarin, amenaza al mundo con una serie de ataques que consisten en super ex-soldados radioactivos, poniendo a Tony Stark nuevamente a la prueba.

Nadie se atrevería a negar que Tony Stark, a pesar de su ego e infantilidad, es un personaje casi imposible de odiar, en gran parte gracias a la confiada actuación de Robert Downey Jr, quien logra balancear humor, carisma y seriedad con sus gestos, manierismos y ritmo de comedia inclusive en escenas serias. El problema, sin embargo, de esta entrega no es Robert Downey Jr. Es su amenaza. Al tratar de mantener una postura política posmoderna, el director Shane Black (Arma Letal, Kiss Kiss Bang Bang) convirtió a sus villanos en caricaturas insensatas y unidemsionales. Fueron títeres satíricos de la democracia, burlas del terrorismo y payasos del capitalismo. No solo los villanos sufrieron esto; Pepper Potts (Gwyneth Paltrow, Shakespeare Apasionado), la novia de Stark, sufrió cambios radicales que ponen en duda una ¨sana¨ relación con Stark, cosa que ni el propio escritor decidió notar. Además, el humor negro que es persistente en las películas pasadas de Shane Black dañó el tono serio de la trama. En los momentos en la que más quería simpatizarme con Stark eran seguidos por un chiste que arruinaba tal conexión de la audiencia con el personaje. No hubo espacio para que la audiencia sufriera con Tony Stark en sus momentos más débiles; solo para reirse con él y aplaudirle por sus malabares en el cielo. Y un super héroe con el que no encuentras conexión es parecido a una estatua: grande en poder, débil en emociones. En un lado también, el patrón de fantasía establecido por Los Vengadores dañó un poquito el sentido de la realidad en la saga de Iron Man, resultando ser una media mezcla de géneros sin saber donde encaja exactamente el mundo de Stark. Añade a eso un final (que no arruinaré) que termina siendo una gira hollywoodense para establecer su patrón mercadotécnico en franquicias cinemáticas, especialmente en una franquicia como ésta que ha generado mas de 700 millones de dólares a nivel mundial. En el lado positivo, pues… las escenas de acción si sorprendieron, además de los nuevos gadgets de Stark.

En la primera de Iron Man, me simpaticé con Stark. En la segunda, lo dudé un poquito. En Los Vengadores, me reí con él. Y ahora en la tercera, no sé que siento acerca de él. Es un super humano, sin ser exactamente un héroe. Es Tony Stark al final de cuentas. ¿Qué más debo agregar?

Anuncios

Un comentario en “Crítica de Iron Man 3

  1. Bien dicho, Seth! Solo vi a ésa película una vez — claro que la voy a ver otra vez. 🙂

    Of course, what captures the attention in this movie are the action scenes and special effects. I suppose that they spend more time and effort in the “flash” so that they don't have to work so hard in character development. Sad, but true.

    We saw it in Mochis last week (so that we could watch it in English!), and will probably buy it when it comes out on DVD. Then I'll be able to give a better opinion of the character and plot (or lack thereof!). I, too, was disappointed in the character of Pepper Potts. She was inconsistent with what we know of her from the first 2 movies. She was always (to me) Stark's tie to reality, so if her character is shifting, it would make sense that Tony would start having emotional problems. 🙂

    It was quite a “ride”, though!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s