Dios en el Cine: Parte 2

Continúa…

Buscando a Nemo (2003)
Un éxito en la taquilla mundial. Un aclamo por críticos y audiencias en todo el mundo. Un deleite tanto para niños como para adultos. Buscando a Nemo no solo nos dio un increíble vistazo al mundo submarino, sino que nos mostró una historia en el que el amor incondicional es más poderoso que cualquier obstáculo que encontrarás en el mundo (en este caso, el océano).
La película animada trata de Marlín, un pez payaso que vive con su hijo Nemo en un coral en el océano. Cuando Nemo es capturado por un par de buzos, Marlín no la piensa dos veces. Él navega un océano entero, junto con la olvidadiza y simpática Dori, buscando a su hijo sin que nada lo detenga.


Viendo esta película de nuevo, me di cuenta del amor que Dios mostró a Su Hijo Jesús, al igual del amor que Dios demuestra a nosotros: un amor incondicional y sin límites, tal como el amor de un padre a su hijo. Es la gran maravilla que esta película demostró: como el amor de un padre a su hijo no es detenido por ningún obstáculo o tropiezo. Es un amor infinito que no se detiene aún cuando un hijo dice que odia a su padre (si la pensamos bien, nosotros le damos la espalda a Dios en mucho de nuestros actos, y Él aun nos ama). El director Andrew Stanton, un cristiano evangélico, capturó la relación de un padre y un hijo de tal manera que hará a muchos de nosotros reconsiderar la forma que amamos a la gente, ya sean nuestros padres, hijos, u otras personas. Es por eso que esta película es un éxito, y no cabe duda que será considerada un clásico en los próximos años.

Señales (2002)
¿Quién se imaginaría que un drama sobre extraterrestres que invaden una granja sería un éxito con el público? Al igual, ¿quién se imaginaría que al mismo tiempo, ese drama lidiara con temas como el rol de Dios en el universo y si todo es predestinado o pura coincidencia? Ciertamente no yo, pero el director M. Night Shyamalan (El Sexto Sentido, El Protegido) lo hizo funcionar. El resultado es un éxito tanto con audiencias como con críticos… al igual de ser una de mis películas favoritas.

En Señales, Graham Hess (Mel Gibson, El Patriota), es un ex-reverendo quién renunció su fe cuando su esposa falleció en un accidente. Vive supuestamente tranquilo en su granja junto con su hermano Merrill (Joaquín Phoenix, Gladiador) y sus dos hijos. Cuando sospechas de un ataque de extraterrestres aterrorizan su comunidad y su familia, Graham debe confrontar sus creencias y cuestionar sus dudas: si todo esto es pura coincidencia y sin propósito… o si algo o alguien ha orquestado las circunstancias para el bien de todos.
La primera vez que vi la película, no pude creer el hecho de que una película de Hollywood fuera tan concreta en cuanto al tema de Dios y, al mismo tiempo, ser un éxito en la taquilla. Para los que creen que hablar sobre Dios es imposible en Hollywoood, esta película es la evidencia a lo contrario. Es una historia que trae esperanza; que habla sobre como las tragedias y las cosas malas que pasan el la vida son parte de un gran plan. Nuestro rol es decidir si confiar en el Controlador de nuestras vidas, o ignorarlo y vivir en miseria. Un paso de fe en Su plan es un paso de confianza total. Ojalá hicieran películas como ésta más seguido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s