Thor: Un "Dios" Muy Humano

Pelicula: Thor
Calificacion: 3 de 5

Por muchos años, la revista de comics y compañía productora Marvel ha sorprendido al mundo con historias de superhéroes extraordinarios que luchan contra el mal. Entre ellos incluyen Spiderman, X-Men, Hulk, los Cuatro Fantástico, Iron Man, y otros. La gran mayoría de estos comics salieron de la mente del brillante Stan Lee, quien en 1962 publicó Thor, un comic sobre un superhéroe fuera de este mundo cuya gran fuerza y martillo único lo ayudaron ganar fama con el público en general. Ahora, casi 50 años desde su debut, Thor llega a las pantallas de cine.

Dirigida por Kenneth Branagh (más reconocido por actuar, escribir, y dirigir Hamlet en 1996), Thor trata sobre Thor (Chris Hemsworth, Star Trek), un guerrero arrogante y heredero al trono de Asgard, un planeta inhabitado por gente con poderes. Cuando su arrogancia lo lleva a desobedecer a su padre Odin (Anthony Hopkins, El Silencio de los Corderos) y a renovar un conflicto con otro planeta, Odin lo expulsa del planeta y lo manda al planeta Tierra, donde se enamora de Jane Foster (Natalie Portman, El Cisne Negro, Estar Guars) y donde aprende a humillarse y a reconocer que el combate de espadas y puños no es siempre la solución.
Para una película de superhéroes, es algo única. La combinación de fantasía y la mitología nórdica funcionó, aun cuando tiene su propio giro de ciencia ficción. La gente de Asgard, aunque alabados como dioses por la gente de Noruega en siglos pasados, son gente quebrada; humanos, en cierto decir. Eso es muy claro en el caso de Thor. Cuando pensamos sobre superhéroes, pensamos en gente que son casi perfectos en la manera que piensan y actúan. En este caso, Thor no sería nuestro ejemplo. Es arrogante y, en cierto aspecto, tonto. Pero nos identificamos con él. Somos igual que él en el aspecto que nosotros también somos quebrados; somos arrogantes y amantes del camino incorrecto, y no podemos cambiar por nuestras propias fuerzas. Necesitamos fuerza exterior, y eso es lo que Thor llega a reconocer.
La película comienza bien. Los personajes son introducidos, conocemos el mundo de Asgard, reconocemos los problemas de Thor, y demás. Cuando Thor llega al planeta Tierra, lo vemos adaptándose a su alrededor, asociándose con los humanos, y poco a poco cambiando su forma de pensar. Debo confesar que para el tercer acto de la película, la historia bajó de ritmo y no se veía tan impresionante como al principio. El guión a veces sonaba aniñada y simple, y la historia a veces era predecible. Aun así, pude disfrutar la historia, la fantasía, la acción, y claro, la presencia de Stan Lee (lo he visto en 13 películas de superhéroes hasta ahora; en este caso, sale manejando una camioneta, tratando de sacar el martillo de Thor, encajada en la tierra).

Si quieres ver una película con una historia extraordinaria y con un guión fenomenal, no te conviene ver Thor. Si quieres entretenerte con fantasía, acción, y algo de corazón, Thor es tu película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s